Público
Público

Varios miles de "camisetas rojas" se manifiestan en apoyo del ex primer ministro Shinawatra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos diez mil seguidores del ex primer ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, depuesto y condenado en rebeldía a dos años de cárcel, se manifestaron hoy, para pedir que se le conceda el perdón real que ponga fin a sus días de fugitivo.

La manifestación fue convocada por el Frente Unido para la Democracia y Contra la Dictadura, la plataforma creada por políticos afines a Shinawatra después de que el pasado diciembre varios de los partidos que le apoyaban cambiaran de bando.

Los "camisetas rojas", como son llamados por el color de las prendas que visten, se concentraron en la explanada de Sanan Luang, frente al antiguo Palacio Real del casco viejo de Bangkok, donde la Policía desplegó unos 3.000 agentes, incluidos varios cientos de efectivos de la brigada antidisturbios.

Uno de los líderes de la Alianza, Nattawut Sai-kua, anunció antes de la manifestación que esperaban conseguir hasta cinco millones de rúbricas en apoyo del perdón real, que permitiría a Shinawatra evitar que sea detenido en el caso de que regrese a Tailandia.

El jefe del Ejecutivo tailandés, Abhisit Vejjajiva, criticó el plan y recordó que este tipo de indulto sólo puede ser solicitado por el interesado o sus familiares directos siguiendo el cauce oficial.

La campaña para el perdón amenaza con reavivar la disputa que los detractores y seguidores de Shinawatra mantienen desde el golpe de estado perpetrado por los militares en 2006, y que ha sumido a Tailandia en etapas de profunda crisis jalonadas por brotes de violencia.

El Gobierno de coalición del primer ministro Vejjajiva, ordenó el pasado jueves a las Fuerzas Armadas vigilar la campaña de recogida de firmas para detectar cualquier manipulación u ofensa contra la Corona.

Además, los medios de comunicación estatales han recibido instrucciones de recordar a la población que utilizar el peso de la Corona con fines políticos es un delito de lesa majestad, castigado con penas de hasta 15 años de prisión.

La campaña de los "camisas rojas" en favor del regreso de Shinawatra tiene lugar cuatro meses después de las protestas callejeras que causaron dos muertos en Bangkok y declarar el estado de excepción en Bangkok.

Shinawatra, quien viaja constantemente de un país a otro, gobernó durante más de cinco años Tailandia.

Dos años después de fuera depuesto, fue condenado en rebeldía a dos años de prisión por abuso de poder cometido mientras gobernaba.

Sobre el multimillonario y ex coronel de la Policía pesan varias órdenes de búsqueda y captura.