Público
Público

Varios países critican los obstáculos de la CE a las ayudas públicas a la banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios países de la UE se han enfrentado a la Comisión Europea (CE) por los obstáculos a los planes de ayuda a la banca, temerosos de que, debido al retraso en su aprobación, no resulten efectivos.

El Gobierno francés lleva días discutiendo con Bruselas las condiciones de la inyección de 10.500 millones de euros que quiere dar a las seis principales entidades del país para estimular la concesión de créditos.

La Comisión quiere que los beneficiarios de la ayuda asuman más compromisos de los exigidos por París y también pretende reducir al mínimo, según sus portavoces, el perjuicio a la competencia.

Aunque Bruselas se comprometió a dar prioridad al examen de las ayudas públicas a la banca, en algunos casos -también en el de las garantías españolas para los préstamos interbancarios- la luz verde se está retrasando más de lo previsto.

Hoy, el ministro alemán, Peer Steinbrück, lamentó "una respuesta tan burocrática ante una crisis financiera de esta gravedad".

A su llegada a la reunión mensual del Ecofin (ministros de Finanzas de la UE), Steinbrück hizo hincapié en que, en el contexto actual, las entidades financieras necesitan, ante todo, seguridad.

Los ministros tendrán hoy oportunidad de tratar el asunto con la responsable europea de Competencia, Neelie Kroes, quien asiste al encuentro para exponerles el punto de vista del ejecutivo comunitario.

El mandatario alemán insistió en que, para que funcionen las medidas de apoyo aprobadas por su país y por otros socios, es fundamental una aplicación "rápida y segura".

También su colega sueco, Anders Borg, criticó a las "legiones de burócratas" de las ayudas de Estado y advirtió de que, en este ámbito, la UE corre el riesgo de cometer "un grave error político".

Borg apeló a la Comisión Europea para que revise su enfoque sobre las garantías estatales y los esquemas de recapitalización.

El ministro sueco recordó que la economía europea atraviesa un momento de congelación del crédito y lo que hace falta es ayuda para restaurarlo.