Público
Público

Varios países de la UE apoyan una comisión de investigación sobre el conflicto de Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios países de la Unión Europea (UE) apoyaron hoy la idea alemana de crear una comisión internacional que investigue el origen del conflicto de Georgia y posibles violaciones de los derechos humanos.

"Hay un grupo de países que están proyectando eso. No sería una mala cosa", aseguró el Alto Responsable para Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Javier Solana, al entrar a la segunda jornada de la reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores comunitarios.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, avanzó que "vamos a pedir" esa comisión. "Todavía no la hemos discutido, pero sí la vamos a pedir", afirmó.

Moratinos explicó que el cometido de esa comisión sería "conocer los datos de forma objetiva" acerca de la responsabilidad en el conflicto, que se desató el pasado 8 de agosto con una intervención militar de Georgia en su región secesionista de Osetia del Sur, que fue respondida por Rusia.

"Estoy totalmente a favor a una investigación internacional. Hace falta saber qué ha pasado", afirmó por su parte el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, cuyo país ejerce la Presidencia de turno de la UE.

La idea de la comisión fue planteada por el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier, en una entrevista que publicó el viernes un periódico de su país, con el objetivo de saber quien es responsable de la escalada de los acontecimientos hasta alcanzar el enfrentamiento bélico.

El jefe de la diplomacia alemana desea que la investigación sea llevada a cabo con la participación de expertos militares bajo los auspicios de las Naciones Unidas o la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Kouchner dijo que hace falta conocer las cifras de muertos, "quién ha comenzado, con qué tipo de provocación, en qué momento o qué preparativos se habían hecho de una parte o de otra".

El jefe de la diplomacia británica, David Miliband, consideró que hay "graves alegaciones de violaciones de derechos humanos" por ambas partes en el conflicto de Georgia, que deben ser investigadas "cuidadosamente".

La discusión de los ministros se centra hoy en Georgia, donde la UE quiere desplegar una misión civil de observación, cuyos contornos están muy avanzados pero cuya formulación final dependerá del resultado del viaje que Solana, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, realizarán a Moscú y Tiflis el próximo lunes.

"La misión no se fijará del todo hasta el viaje del lunes", señaló Solana, quien dijo que el despliegue de los observadores civiles en algunas zonas de Georgia dependerá de la flexibilidad de Rusia y "dependerá" de los resultados de esas visitas.

Explicó que "hay elementos que todavía no están completamente claros" acerca de cómo lograr "el objetivo fundamental" de que las tropas rusas se retiren a sus posiciones del 7 de agosto.