Público
Público

¿Los varones que se masturban son más propensos al sexo seguro?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La masturbación podría tenerun papel importante en la consciencia sexual y el uso delpreservativo en los varones adolescentes.

Un equipo halló que el 86 por ciento de los varones quedecía que había utilizado preservativo en la última relaciónsexual también decía que se había masturbado el año anterior, adiferencia del 44 por ciento de los varones que decían que nose masturbaban.

Mientras que eso no prueba que la masturbación lleve atener relaciones sexuales seguras, "la relación de todaconducta con un aumento del uso del preservativo merece másinvestigación, dadas las tasas de embarazos no planificados einfecciones de transmisión sexual en adolescentes", afirma elequipo.

En el 2009, hubo casi 410.000 partos de adolescentes deentre 15 y 19 años en Estados Unidos, donde la maternidadadolescente llega a 9.100 millones de dólares en costos desalud.

El nuevo estudio, que financió el fabricante depreservativos Trojan, Church & Dwight Co, surge de una encuestarepresentativa del país a 820 adolescentes de entre 14 y 17años.

El equipo de la doctora Cynthia Robbins, de la IndianaUniversity en Indianápolis, halló que casi tres cuartos de losvarones y menos de la mitad de las mujeres se masturbaban.

Los que se masturbaban habían tenido más relacionessexuales que los que no lo hacían. Las relaciones incluían sexooral y penetración vaginal.

Tras considerar la edad y la relación de pareja, losvarones sexualmente activos que se masturbaban eran ocho vecesmás propensos a haber utilizado preservativo en la últimarelación sexual que los que no se masturbaban.

Se desconoce por qué esa relación no se registró en lasmujeres.

En Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, losautores escriben que la masturbación es un asunto altamenteestigmatizado en Estados Unidos y que muchos médicos loevitan.

"Los médicos deberían utilizar estos resultados y los deinvestigaciones publicadas sobre la masturbación para informary educar a los adolescentes en el entorno clínico",concluyeron.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine,online 1 de agosto del 2011