Público
Público

Los varones prepúberes activos duermen menos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Joene Hendry

Los varones prepúberes quepractican deporte o ejercicio organizado aumentarían suactividad física sin descansar más, informaron investigadores.

Sin embargo, esto no se observa entre los adolescentes quellegaron a la pubertad, indicó el equipo del doctor UdoMeinhardt, del Centro de Endocrinología Pediátrica de Zúrich,en Suiza, en Journal of Pediatrics.

"Habría una ventana de oportunidad para inducir o impulsarmás actividad física espontánea en los niños", dijo Meinhardt aReuters Health.

Si se confirma, esta "ventana" podría emplearse parafortalecer los programas de prevención de la obesidad.

En un período de cuatro años, los investigadores midieronel desgaste de energía realizado por día durante elentrenamiento y la actividad física espontánea en 66 jugadoresde hockey sobre hielo de entre 5 y 15 años.

El equipo también midió la duración del sueño de los 46jugadores prepúberes que tenían una edad cronológica ybiológica promedio de 9 años y de los 20 púberes que teníancerca de 14 años de edad cronológica y biológica promedio.

"Pudimos demostrar que los varones prepúberes saludablestenían más actividad física espontánea a diario cuanto másintensamente entrenaban" y no compensaron ese mayor ejerciciocon más descanso, señaló Meinhardt.

Los investigadores no hallaron una relación similar entrelos atletas que habían alcanzado la pubertad, lo que los llevóa conjeturar que los varones púberes entrarían en un patrónadulto en el cual el entrenamiento más intenso conduce a unmayor descanso.

El equipo está completando una investigación similar paraver si existen asociaciones similares en los niños en edadescolar en general.

Los expertos sugieren además que se necesitan más estudiospara determinar si las relaciones entre la actividad físicaespontánea y regulada y si la necesidad de descansar es unarespuesta biológica relacionada con la edad o es resultado deotros factores externos.

No obstante, estos hallazgos brindan evidencia adicional deun control específico de la actividad física en los niños quese convertiría a un patrón más similar al adulto después de lapubertad.

FUENTE: Journal of Pediatrics, noviembre del 2008