Público
Público

Vasile lamenta las críticas por decir que Belén Esteban fue precursora del 15-M

"El movimiento del 15-M no tiene un pensamiento superelaborado", dice  el consejero delegado de Mediaset España. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, está molesto y 'dolido' por los ataques recibidos desde las redes sociales, especialmente desde Twitter, por decir en una entrevista que Belén Esteban es la precursora del movimiento 15-M, aunque reconoció que no sigue las redes sociales, 'ni entro a Twitter ni creo que debo de estar'.

Sus reflexiones sobre la colaboradora de Telecinco fue una de las noticias más comentadas en las redes sociales el pasado lunes. Muchos internautas opinaron sobre sus palabras y dejaron comentarios muy duros en contra de lo afirmado por Vasile, como 'Oliver y Benji son los precursores del tiqui-taca' o 'Kunta Kinte fue el precursor de la jornada continua'.

Vasile, en la presentación de la programación de verano de Telecinco y Cuatro a los medios de comunicación, dijo sobre este tema: 'Me duele que gente muy inteligente, que es la referencia para la opinión de este país, siga mirándose al ombligo y pensando que el único pensamiento es el suyo. Si levantaran un poquito los ojos y se vieran la punta de los zapatos, también verían un poco de suelo'.

Vasile razonó ante los medios por qué había dicho que la Esteban era la musa del 15-M. 'Belén no deja a nadie indiferente. No estoy diciendo que Belén Esteban haya inventado el 15-M, pero, en cualquier caso, ¿qué tiene Belén Esteban para no poder haberlo hecho? La indignación que ella representa y expresa por cosas distintas me hizo pensar que había un terreno fértil, un humus, un sentimiento popular que se ha manifestado con Belén, cuando ha dicho algunas cosas de sentido común'.

'El movimiento del 15-M no tiene un pensamiento superelaborado, es un movimiento popular, de sentido común. Es mi opinión y no creo que sea ni una provocación ni algo extravagante. No era para nada una batuta', indicó.