Público
Público

El Vaticano "desconcertado y muy dolorido" por el asesinato del obispo en Turquía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Vaticano está "desconcertado y muy dolorido" por el apuñalamiento del presidente de la Conferencia Episcopal turca y obispo de Anatolia, el italiano Luigi Padovese, en su domicilio de Iskenderun, en Turquía.

Así lo hizo saber hoy el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, en unas declaraciones a Radio Vaticano.

"Se trata de una noticia horrible, que nos deja profundamente desconcertados y, naturalmente, muy doloridos. Monseñor Padovese fue una persona que ha hecho grandes méritos en la transmisión del testimonio de la vida de la Iglesia en Turquía, por tanto, en situaciones también difíciles", comentó Lombardi.

"Fue una persona dedicada al Evangelio, valiente y su muerte nos hará pensar instantáneamente también en la de (Andrea) Santoro (párroco de Trebisonda asesinado en 2006). Eso nos hará ver cómo el testimonio de la Iglesia en ciertas situaciones pueda ser pagado también con la sangre", añadió.

El portavoz vaticano, quien se refirió además a la visita que el papa Benedicto XVI realizará desde mañana y hasta el domingo a Chipre, afirmó que hará falta conocer mejor las circunstancias de la muerte de Padovese, aunque la vida del religioso, dijo, queda ya como el testimonio de una total dedicación al Evangelio.

"Y en la víspera de un viaje del Papa hacia Oriente Medio, también para apoyar a las comunidades cristianas que viven en esta región, este hecho nos hace entender muy profundamente que el problema de solidaridad de la Iglesia universal, de apoyo hacia estas comunidades cristianas, es absolutamente urgente, necesario", comentó.

Lombardi explicó asimismo que, poco después de conocer la noticia del apuñalamiento del presidente de la Conferencia Episcopal turca, Benedicto XVI rezó una oración por el alma de Padovese.

El obispo de Anatolia fue hallado herido de gravedad en el jardín de su domicilio en Iskenderun y murió poco después de ser trasladado a un hospital.

La primera versión de los hechos difundida por los medios de información turcos indica que el obispo fue presuntamente apuñalado por su chófer, sin que se haya podido conocer si existen motivos personales para el crimen.