Público
Público

El Vaticano consigue dividir a los anglicanos

Cinco sacerdotes abandonan la Iglesia de Inglaterra, tras la llamada del Papa a los tradicionalistas el año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Era un proceso que tenía que dar sus frutos y hoy ha visto la luz. El Vaticano ha confirmado este lunes que cinco sacerdotes anglicanos han decidido abandonar la doctrina de la Iglesia de Inglaterra y abrazar la católica. El Papa consigue así ahondar en las diferencias entre las alas moderada y tradicionalista anglicanas.

Son cinco los obispos que han decidido dimitir y se unirán a la católica apostólica romana aprovechando un nuevo ordinariato creado a tal fin por el Vaticano. Así lo confirmó hoy la Iglesia católica, según la cual se trata de los obispos de Ebbsfleet, Andrew Burnham; de Richborough, Keith Newton, y de Fulham, John Broadhursty, y de dos ya jubilados: Edwin Barnes, que estuvo al frente de Richborough, y David Silk, ex obispo de Ballarat (Australia).

El anuncio fue hecho hoy en Londres por Alan Hopes, obispo católico auxiliar de la diócesis de Westminster, que alabó la decisión de los cinco de 'entrar en comunión con la Iglesia católica mediante el ordinariato para Inglaterra y Gales'.

'En la reunión plenaria que celebraremos la semana próxima, la conferencia episcopal de Inglaterra y Gales estudiará el establecimiento de ese ordinariato y extenderemos nuestra cálida bienvenida a quienes quieran formar parte de él', agregó el prelado católico.

El proceso lo comenzó Benedicto XVI el año pasado abriendo la puerta a los sacerdotes anglicanos más conservadores, en contra de las reformas liberales de la Iglesia de Inglaterra. La principal de ellas es la proposición formal para la elevación de mujeres al obispado en Reino Unido.

Una medida pionera en el país que, unida al reconocimiento de las parejas homosexuales o a los matrimonios de los sacerdotes, han terminado por sembrar una desunión, siempre auspiciada por la presión del Vaticano.

Según el diario The Daily Telegraph, los cinco obispos citados están 'horrorizados' por las reformas liberales del anglicanismo.

El Vaticano está decidido a seguir creando nuevos ordinariatos para absorber a los anglicanos tradicionalistas El periódico señala que hasta medio millar de clérigos podrían acogerse al ordinariato vaticano el próximo año, a los que podrían seguir otros. El Vaticano está creando otros ordinariatos para los tradicionaistas de Escocia, Estados Unidos, Australia y otros países anglófonos.

En Estados Unidos, el factor decisivo que lleva a los tradicionlistas al Vaticano es la ordenación de obispos homosexuales y la bendición de matrimonios entre personas también del mismo sexo.

Muchos anglo-católicos están, pese a todo, decididos a continuar siendo parte de la Iglesia de Inglaterra, animados por el propio primado anglicano, lo que significa que continuará la división dentro del anglicanismo.

Consecuencia de ello es la creación de una nueva organización bautizada Sociedad de San Wilfrido y Santa Hilda, destinada a los anglo-católicos dispuestos a combatir desde dentro mismo del anglicanismo la ordenación episcopal de mujeres.