Público
Público

El Vaticano protesta ante Bélgica por varios registros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Vaticano protestó el viernes ante Bélgica por los registros realizados en oficinas de la Iglesia y en la casa de un cardenal por parte de agentes que investigan abusos sexuales a menores llevados a cabo presuntamente por sacerdotes católicos.

En un comunicado, el Vaticano expresó "conmoción" por la forma que se habían llevado a cabo los registros y su "indignación" por lo que dijo fue la violación de las tumbas de dos cardenales. Añadió que el embajador de Bélgica ante el Vaticano recibiría una protesta formal por parte del responsable de Exteriores del Vaticano.

El jueves, los agentes registraron dos importantes sedes eclesiásticas y el domicilio de un antiguo arzobispo y se llevaron ordenadores y documentos en busca de pruebas. La policía acordonó la sede de la archidiócesis de Bruselas en Mechelen mientras se celebraba una reunión de los obispos y les prohibió abandonar las instalaciones o llamar al exterior durante nueve horas, mientras se llevaba a cabo el registro, afirmó un portavoz de la Iglesia.

Un portavoz de la fiscalía dijo que los agentes también registraron la cercana residencia del cardenal Godfried Danneels, un antiguo arzobispo que dimitió en enero como jefe de la Iglesia belga después de 31 años en el cargo. Su ordenador también fue confiscado.

"La Secretaría de Estado expresa su profunda conmoción por el modo en que algunos de los registros se llevaron a cabo ayer (...) y su indignación por la violación de las tumbas de dos cardenales", indicó el Vaticano en un comunicado.

En Bruselas, el portavoz de la Fiscalía belga dijo el viernes que los investigadores sólo abrieron parcialmente una tumba, que estaba dentro de la catedral, pero que no sabía quién estaba enterrado allí. Además, contó que alguien que estaba en la catedral en el momento de los registros les dijo que se habían hecho unas obras recientemente en el exterior de la tumba, y que por eso decidieron comprobar su interior.

"Nos sorprende que fueran tan lejos como para perforar en unas tumbas en la catedral", declaró el viernes el arzobispo de Bruselas Andre-Joseph Leonard.

El Vaticano dijo que se mostraba "apesadumbrado" porque no se había respetado la confidencialidad de las víctimas de abusos sexuales que se habían puesto en contacto con una comisión religiosa que investigaba los abusos. Un portavoz de la Iglesia belga dijo el jueves que los investigadores habían confiscado documentos con información de víctimas de abusos que habían testificado.

En Leuven, la policía registró la oficina de una comisión religiosa que sigue las denuncias y que estaba recopilando pruebas sobre abusos sexuales de religiosos a menores, y se llevó los 475 dosieres y el ordenador del presidente de la comisión, Peter Andriaenssens.

Los registros judiciales de instalaciones religiosas o domicilios de cardenales son muy poco habituales, ni siquiera en casos de acusaciones de abusos sexuales. En varios países europeos, Iglesia y Estado han cooperado para establecer comités que investigasen los escándalos.

La Iglesia belga ha pedido perdón por su silencio en casos de abusos sexuales del pasado, y el arzobispo Leonard ha prometido una política de tolerancia cero hacia los sacerdotes implicados.

El viernes, Benedicto XVI nombró a monseñor Jozef de Kesel nuevo obispo de Brujas en sustitución de Roger Vangheluwe, de 73 años, que dimitió en abril tras admitir que hace años abusó sexualmente de un niño.