Público
Público

Una vecina vio a la pareja "desesperada" en el médico antes de su detención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una vecina de Tarazona de La Mancha (Albacete), que anoche coincidió en el centro de salud de esta localidad con la pareja que después fue detenida por la muerte de su hijo de dos años, ha dicho que les vio "desesperados", y la madre "no paraba de llorar".

En declaraciones a Efe, esta vecina, Francisca Alcaud, ha relatado que anoche coincidió en el centro de salud con la madre del niño y su compañero sentimental, adonde habían acudido en primera instancia con el pequeño porque el niño se había "desplomado después de vomitar", tal y como le relataron los padres del compañero sentimental, que también estaban en el centro de salud.

"Yo lo que vi fue desesperación de los padres por que curasen al hijo", ha manifestado la vecina, que ha precisado que la madre, de 26 años, no paraba de llorar.

A esta vecina los padres del compañero sentimental de la detenida le explicaron que el niño había estado vomitando por la mañana y que por la noche volvió a hacerlo y después "se desplomó".

Francisca Alcaud ha asegurado también que cree que la pareja es incapaz de hacer daño al niño y que la familia del compañero sentimental es "muy conocida en el pueblo" y es gente "muy normal", aunque a ella se la conoce poco porque procede de Ponferrada (León) y lleva poco tiempo en la localidad.

Tras pasar por el centro de salud, el niño fue conducido en una UVI móvil hasta el Hospital General Universitario de Albacete, donde murió dos horas después, sobre las 04:20 horas.

La pareja detenida reside en un bloque de viviendas en el número 5 de la calle Abdón Atienza de Tarazona, donde durante toda la mañana ha habido un trasiego de guardias civiles entrando y saliendo de la vivienda.

Los padres están prestando declaración ante la Guardia Civil y en las próximas horas pasarán a disposición del juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Albacete, mientras que el pequeño se encuentra en el tanatorio de la capital donde esta mañana estaba previsto que le hicieran la autopsia para conocer las causas exactas de su fallecimiento.

Los vecinos consultados por Efe coinciden en que aunque ella no era del pueblo, su compañero, de 22, es una persona muy conocida, al igual que sus padres, que tienen un pub bolera en Tarazona de La Mancha, donde ella trabaja, aunque hoy el establecimiento estaba con el cartel de "cerrado".

Sobre las posibles causas de la muerte del niño se ha pronunciado el alcalde de la localidad, Juan Vicente Oltra, quien considera que se podría tratar de un accidente cuando el pequeño se cayó el pasado sábado de la trona y el golpe le habría producido un coágulo.