Público
Público

Los vecinos abarrotan la iglesia en el funeral de despedida de los fallecidos en Tarragona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de vecinos abarrotaron hoy la iglesia de "San José" de Badajoz para despedir a cuatro de los cinco fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido el jueves en la carretera N-340 a su paso por el término municipal de Alcanar (Tarragona).

Los cuatro féretros llegaron a la capital pacense a las 16:00 horas bajo una intensa lluvia y los familiares contaron con el apoyo de la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira; la directora general del IMSERSO, Natividad Enjuto; y el director general de Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Campón.

En el acto también estuvieron presentes el alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán; y el Jefe de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura, Eusebio Escribano, quien afirmó estar "muy consternado" ante el "gran palo" sufrido por la muerte de tres agentes y dos de sus esposas.

Según comentó, se trataba de tres funcionarios muy implicados en el desarrollo de las tareas de la Policía Nacional porque "siempre se prestaban a cualquier tipo de actividad o iniciativa, motivo por el cual eran muy conocidos por el resto de los compañeros".

De la misma manera, la delegada del Gobierno trasladó sus condolencias a la familia y aclaró que los tres matrimonios se estaban pasando unas vacaciones subvencionadas por un programa del IMSERSO cuando ocurrió la tragedia

El siniestro se produjo pasadas las 16:00 horas del pasado jueves, cuando la furgoneta ocupada por los tres matrimonios pacenses invadió el carril contrario en el kilómetro 1.061 de la carretera N-430 y chocó frontalmente contra un camión de refrescos, según informaron los Mossos d'Escuadra.

A causa del choque, perdieron la vida Narciso Matamoros Recio, de 63 años; su esposa Margarita Hernández Lozano, de 60; Francisca R.B., de 60 años; Mariano Rodríguez Gracia, de 61 años, y Manuel Nogales Martín, de 61 años, que fue incinerado esta mañana en Cataluña y cuya mujer continúa ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona).

En relación al estado de esta mujer, Carmen Pereira indicó que se encuentra "fuera de peligro" aunque mantiene lesiones de importancia en las piernas y daños en las costillas y en el hígado, por lo que no se aconseja su desplazamiento aún a tierras extremeñas.