Público
Público

Los vecinos de Cartaya despiden a los tres jóvenes fallecidos en un accidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los vecinos de Cartaya (Huelva) han despedido hoy a los tres jóvenes, de entre 19 y 21 años, fallecidos el pasado domingo en un accidente de tráfico entre las localidades onubenses de Paymogo y Puebla de Guzmán.

El funeral ha tenido lugar en la iglesia de San Pedro del municipio y, desde primera hora de la mañana, ya eran muchos los cartayeros que aguardaban a las puertas del templo parroquial para arropar a las familias de los tres fallecidos.

Los féretros han llegado a la Plaza Redonda de la localidad, donde se encuentra la iglesia, con casi media hora de diferencia.

Pasadas las 10:15 horas llegó el coche fúnebre que transportaba los restos de Fernando, futbolista de la Agrupación Deportiva Cartaya, cuyo féretro iba cubierto por la bandera del equipo de su pueblo con los colores rojo y negro.

La familia del joven jugador decidió ayer que se instalase una capilla ardiente en el pabellón municipal de deportes, de ahí que su cuerpo fuese el primero en llegar.

Casi media hora después llegaron los coches que transportaban los restos de Ismael y Alfonso, momento en que se han vivido las primeras escenas de dolor y tensión entre los familiares que esperaban en la plaza o acompañaban al cortejo.

Para prevenir posibles problemas, Protección Civil de Cartaya organizó desde ayer un dispositivo de seguridad, además de que el Ayuntamiento de la localidad desplegó desde que se conoció la noticia un equipo de trabajadores sociales y psicólogos para dar apoyo continuo a las familias.

El equipo de trabajo lo ha completado un servicio médico que ha estado pendiente de controlar posibles problemas graves, e incluso el Ayuntamiento tenía previsto un plan de evacuación de la iglesia si fuese necesario.

La iglesia se ha quedado pequeña para acoger a la gran cantidad de personas que han querido estar presentes en el sepelio de los jóvenes, que han sido enterrados en el cementerio del municipio, situado a unos tres kilómetros del casco urbano.

El accidente, que tuvo lugar sobre las 22:30 horas del domingo se produjo, según apuntan las primeras hipótesis barajadas por la Guardia Civil, porque el vehículo en el que viajaban los cinco jóvenes circulaban a una velocidad "inadecuada".

Por otra parte, el Ayuntamiento ha informado de que el conductor del vehículo en el que viajaban los tres fallecidos dio negativo en las pruebas de alcoholemia que se le practicaron después del siniestro.

El conductor fue dado de alta en la mañana de ayer y sólo se encuentra ingresado en el hospital Infanta Elena de Huelva el quinto ocupante del vehículo siniestrado, aunque evoluciona favorablemente y podría ser dado de alta antes del fin de semana.