Público
Público

Los vecinos de Chueca ven una "ofensa a la inteligencia" los conciertos silenciosos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación de Vecinos de Chueca cree que la fórmula de "conciertos silenciosos" acordada entre el Ayuntamiento y los organizadores de las fiestas del Orgullo que permitirá la celebración de actuaciones musicales en la plaza central de su barrio es "toda una ofensa a la inteligencia".

En un comunicado, la Asociación opina además que esta solución -conciertos de un grupo encerrado en una cabina de metacrilato retransmitidos por radio hasta los auriculares de los asistentes-, a la que denomina "rocambolesca" y "exótica", es "de imposible cumplimiento y control".

"No se entiende cómo el Ayuntamiento de una capital europea puede autorizar sin ningún estudio técnico que lo avale y sin el visto bueno de los propios servicios municipales semejante propuesto", manifiesta la Asociación en un comunicado.

Tras el acuerdo alcanzado ayer entre el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y los organizadores de Madrid Orgullo (MADO) 2011, la Asociación de Vecinos de Chueca ha solicitado una reunión "urgente" con el regidor para que se les aclare la situación y advierten de que les "sorprendería" que se les remitiese, "como en anteriores ocasiones", a la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella.

"Parecería entonces -advierten- que es necesario que ocurran algaradas o lamentables actuaciones como la que el propio alcalde y su familia sufrieron (cuando un grupo de personas, todavía sin identificar, le persiguió e increpó en su calle el pasado día 13), para que se tenga derecho a reunirse con él".

En cualquier caso, dice entender que los organizadores de las fiestas serán los responsables de que el sistema acordado funcione, "sin eludir su responsabilidad como han hecho en otras ocasiones durante este conflicto", y que el Ayuntamiento "tomará medidas inmediatas" si la Ordenanza fuera incumplida, "algo que desde luego parece evidente que sucederá".

Otro extremo que supone resuelto la Asociación es el del coste económico "de tan exótica solución", que espera que será asumido por los organizadores "de este evento privado" sin repercutirlo "en ningún modo directo ni indirecto" a los ciudadanos de Madrid.

La entidad vecinal se queja asimismo de la lectura del pregón en la plaza, puesto que la Ordenanza del Ruido "no contempla excepciones" para la superación de los niveles sonoros y pregunta al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, si "le gustaría recibir el pregón en la puerta de su domicilio".

Además del ruido, la Asociación de Vecinos de Chueca recuerda también su preocupación por los "gravísimos problemas de seguridad que suponen las aglomeraciones en el barrio" y exige al Ayuntamiento que reclame a los organizadores del MADO "los correspondientes planes de autoprotección.

Las fiestas del Orgullo 2011, cuya programación presentarán hoy sus organizadores, se celebrarán en las plazas de Chueca, de Vázquez de Mella, del Rey, de Callao y de España y en la calle de Pelayo entre el próximo día 24 y el 3 de julio.