Público
Público

Los vecinos de Écija se afanan en retirar el barro tras las inundaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ausencia de precipitaciones en las últimas horas ha dado una tregua a los vecinos de Écija (Sevilla) tras las inundaciones sufridas por el desbordamiento del arroyo Argamasilla, un afluente del río Genil, que no pudo soportar los más de 60 litros por metro cuadrado caídos ayer.

Los vecinos de este municipio sevillano se afanaban hoy en retirar el barro acumulado en el pavimento, viviendas, locales y garajes anegados en una veintena de calles de la población, por las que pasa soterrado el arroyo Argamasilla o situadas en el entorno del Genil, según han indicado a EFE fuentes municipales.

Las calles quedaron inundadas por el desbordamiento del arroyo Argamasilla, con la crecida del río Genil que, según las fuentes, a las 20.20 horas de ayer alcanzaba un nivel de 2,5 metros de lámina de agua, lejos de los 7,37 que anegaron la ciudad el 7 de diciembre.

El equipo de Gobierno presidido por Juan Wic (PSOE) se ha reunido hoy en la casa consistorial para analizar la situación, que ha motivado la movilización de los dispositivos de emergencia.

Aunque la alerta meteorológica se mantiene durante la mañana de hoy en la ciudad, el sol iluminaba esta mañana las calles astigitanas, donde sus vecinos evaluaban las consecuencias de las últimas precipitaciones.