Publicado: 18.01.2014 13:16 |Actualizado: 18.01.2014 13:16

Los vecinos de Gamonal seguirán reclamando mejoras en el barrio pese a la paralización de obra

Acuerdan en una asamblea mantener vivo el Movimiento. La principal reclamación: viviendas sociales y la paralización de los desahucios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una asamblea de más de 300 vecinos del barrio de Gamonal (Burgos), donde los últimos días se han sucedido concentraciones de protesta contra la construcción de un bulevar, han decido este sábado que lo que han llamado Movimiento de Gamonal tendrá continuidad pese al anuncio de paralización definitiva de las obras, entre otras cosas, para luchar por la mejora del barrio y para exigir la absolución de los detenidos a raíz de los disturbios y denunciar el "abuso policial".

Los vecinos han planteado continuar con las asambleas que han venido celebrando dos veces por jornada durante los últimos días, aunque ha adelantado que serán algo mas espaciadas en el tiempo y en los próximos días estudiarán su periodicidad. También buscan otro lugar para celebrar estas reuniones dado que, según anunció ayer el alcalde de Burgos, Javier Lacalle (PP), a partir del lunes comenzarán las obras de reposición de la calle Vitoria a su estado anterior, por lo que la asamblea no podrá celebrarse en este lugar.

La asamblea ha planteado varios problemas del barrio que creen que también requieren una respuesta de las administraciones, entre los que se ha destacado la carencia de viviendas para personas necesitadas y los desahucios que, según ha dicho unos de los participantes, "se están cebando con el barrio". La euforia se mezcla este sábado con una presencia vecinal más variada y, aunque la mayoría de los participantes en la asamblea y de quienes estaban en su entorno apoyando el movimiento siguen siendo jóvenes, este mediodía destacaba la presencia de más personas mayores y hasta de algunas familias con niños pequeños.

Mientras en la improvisada carpa se repartía caldo caliente a los asistentes y todavía se pueden leer los carteles con lemas pidiendo la dimisión del alcalde: "La calle vs Lacalle". En la asamblea se han sucedido las intervenciones durante más de una hora, en su mayoría con propuestas para actuar a partir de ahora. Entre ellas, varias han hecho referencia a problemas sociales, como el paro, la falta de vivienda o los desahucios, pero también otras planteando que se pida la salida definitiva de los efectivos antidisturbios que siguen, aunque con una presencia muy discreta, en el barrio. Tampoco han faltado las propuestas culturales y las llamadas al Ayuntamiento para que se sume a la petición vecinal para que queden en libertad sin cargos los cuarenta y seis detenidos de los últimos días.

Por la tarde, unas 2.000 personas han participado en la manifestación originada tras una nueva asamblea de vecinos. Aunque desde el pasado lunes todas las manifestaciones que se han desarrollado a esta misma hora han discurrido desde la zona donde han comenzado las obras hasta la comisaria de la Policía Nacional la asamblea ha decidido cambiar el recorrido y manifestarse dentro del propio barrio.

En la asamblea de esta tarde, previa a la manifestación, se ha decidido pedir al ayuntamiento de Burgos que no se persone en la causa abierta contra 46 personas detenidas en los disturbios que se han producido en las noches del viernes, día 10, hasta el lunes pasado, de las cuales seis llegaron a ingresar en prisión y se encuentran en libertad bajo fianza de 3.000 euros mientras el resto está en libertad provisional. En la asamblea se ha acordado también pedir la dimisión del alcalde de Burgos, Javier Lacalle (PP); del vicealcalde, Ángel Ibáñez; del delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, y del subdelegado del Gobierno en Burgos, José María Arribas,