Público
Público

De la Vega afirma que el acceso a las medicinas sigue estando reservado a unos pocos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha denunciado que el acceso a las medicinas y a los servicios médicos "sigue estando reservado a unos pocos" y que millones de personas mueren por infecciones "que pueden tratarse o prevenirse con medios de bajo coste".

De la Vega ha hecho estas manifestaciones durante la inauguración de la nueva sede social de Farmamundi, un edificio situado en el parque tecnológico de Paterna (Valencia) que alberga los servicios centrales y oficinas y cuenta con un almacén para los suministros del Área Logística Humanitaria (ALH) de más de 700 metros cuadrados.

Farmamundi, organización humanitaria creada hace quince años y que cuenta con unos 5.000 socios y donantes, facilitó durante el pasado año 2008 más de 130 toneladas de medicamentos esenciales y material sanitario en más de quinientas operaciones en todo el mundo.

En concreto, para la población de Gaza Farmamundi y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) han enviado 1.100 mantas, 552 kits higiénicos y 1.500 paquetes de pañales infantiles.

La vicepresidenta del Gobierno ha recordado el compromiso del Gobierno de convertir a España "en una potencia global en solidaridad", destinando el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) a cooperación internacional antes del 2012.

"Un gran esfuerzo del pueblo español, una declaración de intenciones con la que queremos decir y mostrar al mundo que más justicia y más humanidad sí son posibles", ha señalado De la Vega, quien ha dicho que desde el Gobierno "nunca hemos mirado para otro lado cuando se trata de enfrentar y de denuncias las injusticias del mundo".

Ha recordado que cada día 30.000 niños menores de cinco años mueren de enfermedades que pueden ser evitadas, cada minuto una mujer pierde la vida por enfermedades relacionadas con el parto o el embarazo y entre los países ricos y los pobres la esperanza de vida ya tiene una brecha de hasta 40 años.

"No son cifras frías, son realidades sangrantes, son personas y vidas a las que vosotros dedicáis vuestro esfuerzo cada día y por las que realizáis un trabajo formidable, impagable", ha destacado la vicepresidenta del Gobierno.

Los trabajadores y voluntarios de Farmamundi "sabéis muy bien que la inequidad, la desigualdad y la injusticia son realmente una cuestión de vida o muerte" y que enfermedades como el Sida, la tuberculosis o el paludismo "están íntimamente vinculadas a la pobreza y la injusticia social", ha señalado.

"Combatiendo la enfermedad, combatís también la desigualdad, la miseria y la falta de horizontes vitales en muchos puntos del planeta", ha señalado la vicepresidenta, quien ha denunciado que el acceso a las medicinas a los servicios médicos "sigue estando reservado a unos pocos".

El presidente de Farmamundi, José Luis Daroqui, ha señalado que algunos retos de esta ONG son convertirse en una organización humanitaria de referencia en el sector farmacéutico, así como implantar un sistema de calidad y mejorar la especialización sectorial y geográfica, aunque ha indicado que para ello se precisan más fondos.

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha destacado que la Comunitat Valenciana se ha convertido en la primera autonomía española que destina por ley el 0,7% de sus presupuestos a la cooperación al desarrollo, y que en 2009 las ayudas en esta materia se multiplicarán por 15 y alcanzarán más de 97 millones de euros.

La Generalitat colabora con Farmamundi en más de una veintena de proyectos, por cerca de cuatro millones de euros, en países como Nicaragua, Mali, Honduras, Guatemala, Mozambique, El Salvador, Perú y en España.