Público
Público

De la Vega critica a abanderados del neoconservadurismo y del neoliberalismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha criticado hoy a los "abanderados del neoconservadurismo" que van a contrapié del resto del mundo y que insisten en recomendar un "radicalismo neoliberal" que ha demostrado ya su fracaso.

De la Vega, que ha intervenido en el "Forum internacional de economía y sociedad abierta" promovido por la Universidad Bocconi (Italia) y por el diario Corriere della Sera, ha mostrado su "asombro" ante quienes se empeñan en defender políticas que han mostrado su verdadero rostro: "fracaso en lo económico, conflicto en lo internacional y tensión en el ámbito social".

No ha citado a nadie en concreto, pero ha hablado sólo tres días después de que el ex presidente del Gobierno José María Aznar criticara públicamente la política "rancia" del Ejecutivo del PSOE y las posturas "socialdemócratas apolilladas" y apostara por continuar con la política que "se ha demostrado que ha producido mejores resultados", en referencia a su etapa de Gobierno.

Para De la Vega, produce "perplejidad" ver que alguien insiste en recomendar el radicalismo neoliberal, una ideología vigente desde los años ochenta "irresponsable en los dividendos e intransigente en los valores".

Esta ideología, a su juicio, demonizaba la protección social y clamaba contra todo intervencionismo en lo económico, mientras que "predicaba y practicaba el intrusismo" en lo más privado: las opciones personales y la propia vida moral.

Las turbulencias financieras, ha sostenido De la Vega, no sólo han hecho tambalearse la economía global, sino que han provocado también "el colapso definitivo" de esa ideología, y líderes políticos que ayer defendían la ortodoxia neoliberal han pasado a apostar por un Estado que garantiza, supervisa y regula el funcionamiento real del mercado.

No obstante, ha querido dejar claro que la economía de mercado no corre ningún peligro.

El Gobierno, ha asegurado, no quiere la vuelta "a un trasnochado estatismo" ni un Estado "paternalista" y no desea "más barreras ni proteccionismo".

Su objetivo, según ha explicado De la Vega, es un mercado libre con controles y reglas claras que garanticen su eficiencia y previsibilidad y con un modelo de bienestar adaptado a las nuevas circunstancias.