Público
Público

De la Vega: "Lo del PP es mucho de chuches y más de paparruches"

El Gobierno pide a los conservadores que "dejen de criticar y arrimen el hombro"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular ha aprovechado la Sesión de Control para transmitir al Gobierno su desacuerdo con los Presupuestos para 2010, y más concretamente con la subida de impuestos aprobada el pasado sábado. El Gobierno se ha defendido pidiendo a los conservadores que dejen de 'criticar y predecir catástrofes', porque lo del PP es 'mucho de chuches y más de paparruches'.

El líder de los conservadores, Mariano Rajoy, ha restado credibilidad a los Presupuestos del próximo año, dado que las previsiones que el Gobierno hizo para 2009 'no se cumplieron ni de lejos' y supusieron una equivocación 'en las previsiones de 5 billones de pesetas'.

'¿Qué pasaría en una empresa privada si el director se confundiera en los ingresos en 40.000 millones de euros, que es lo que le ha pasado a usted?', ha preguntado.

Asimismo, ha preguntado a Zapatero si cree que los Presupuestos servirán para sacar a España de la crisis, y ha manifestado su escepticismo al calificarlos de'increíbles, antisociales e insolidarios' y al afirmar que son 'la mayor chapuza presupuestaria de la historia'.

Tras reconocer que es 'evidente' su equivocación en las previsiones para 2009, el Presidente del Gobierno ha recordado que 'estamos en una crisis que no ha tenido precedentes desde hace 60 años' y que ha llevado a todos los gobiernos del mundo a 'hacer esfuerzos' económicos como los que está haciendo el Gobierno español.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que los Presupuestos 'son los adecuados' y ha pedido al PP que 'deje de criticar' porque hasta el momento no ha aportado 'ni una idea, ni una propuesta, ni un compromiso de arrimar el hombro'.

La portavoz del PP, Soraya Sáez de Santamaría, ha ido incluso más allá de las críticas de Rajoy, diciendo que el Gobierno 'ha conseguido con los Presupuestos lo que no ha conseguido con el diálogo social, y es poner de acuerdo a trabajadores y sindicatos, consiguiendo un rechazo unánime'.

'El único carácter social de estos presupuestos es el rechazo unánime de la sociedad', ha asegurado.

La encargada de responder a su crítica ha sido la vicepresidenta, Maria Teresa Fernández de la Vega, quien se ha sumado a la petición de Zapatero y ha pedido al PP que deje de 'criticar y predecir catástrofes'.

'Lo del Titanic es una broma al lado de lo del señor Montoro. Mucho de chuches, y más de paparruches', ha dicho.

Además, ha recomendado a la portavoz del PP que baje el tono y eleve el rigor, y ha pedido que el principal partido de la oposición diga dónde mete la tijera en el gasto público, aunque ha añadido que el PP, cuando recorta los derechos de trabajadores, lo que mete es la podadora. 

De la Vega ha concluido pidiendo a los conservadores que dejen de dar lecciones, 'sobre todo de credibilidad, porque no tienen ninguna'.