Público
Público

De la Vega: "Las escuchas al PP están en el cajón de las falsedades"

La vicepresidenta acusa a Rajoy de falta de liderazgo por no haber "cortado de raíz" la situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La portavoz del Gobierno había guardado silencio esta semana sobre las graves acusaciones que el PP está vertiendo contra el Ejecutivo, las instituciones judiciales y la Policía. Pero el jueves, María Teresa Fernández de la Vega se despachó a gusto en la rueda de prensa que siguió al Consejo de Ministros extraordinario.

Ante todo, la vicepresidenta primera dejó claro que las acusaciones del partido de Mariano Rajoy sobre escuchas ilegales o acoso judicial a los conservadores “son falsas”. “¿Dónde están las escuchas?”, se preguntó en referencia a los pinchazos telefónicos ilegales de los que hablan en el PP su secretaria general, María Dolores de Cospedal; su presidente en Andalucía, Javier Arenas; el portavoz de Justicia, Federico Trillo, o el propio líder del partido, Mariano Rajoy. “Yo se lo voy a decir: en el cajón de las falsedades”, respondió. Y en cuanto a la supuesta persecución, aseguró que “jueces, fiscales y tribunales son los que investigan, imputan, juzgan, archivan, absuelven o condenan”. Por su parte, “la Policía actúa según las indicaciones judiciales”.

La número dos del Gobierno tiene claro que estas “gravísimas y falsas acusaciones” del PP sólo tienen una intención: tapar los casos de corrupción que planean sobre los conservadores, porque “cada vez que el PP tiene problemas con la Justicia o en el seno de su partido, se lanza a atacar a los demás”.

“Si no existieran los señores bigotes o correas con sus presuntas tramas de corrupción, nada de esto estaría ocurriendo”, aseguró la vicepresidenta. Y acusó a Rajoy de no haber “cortado de raíz la situación, actuando con liderazgo y valentía”. El PP, concluyó De la Vega, prefiere la confrontación con el Gobierno.

'Rajoy tenía que haber cortado de raíz esta situación, actuando con liderazgo y valentía'

Preguntada varias veces por la posibilidad de que comparezca en el Congreso, tal y como ha solicitado el PP, la vicepresidenta reiteró lo que dijo el pasado lunes en San José de Costa Rica. “Estoy dispuesta a dar todo tipo de explicaciones donde quieran y cuando quieran porque yo no tengo ningún problema”, aclaró De la Vega. “El problema lo tiene el PP con la Justicia y consigo mismo. Ni con el Gobierno, ni con el PSOE, ni con los fiscales, ni con la Policía, sino consigo mismo”, insistió.

La portavoz del Ejecutivo pidió al PP que se explique, que rectifique y que se serene “porque su credibilidad está quedando seriamente dañada”. Acusó a Rajoy y a los suyos de tratar de “extender sospechas sobre el Estado de Derecho”. Pero “no hay problema –tranquilizó–; sus estructuras son tan fuertes que soportan sin problemas actitudes tan irresponsables e insensatas como las de los dirigentes del PP”. En definitiva, y ante la coyuntura en la que se encuentra el país, De la Vega pidió al segundo partido más votado que se deje de “victimismo, vuelva al espíritu institucional y arrime el hombro” en dos asuntos prioritarios: la crisis económica y la Presidencia española de la UE.

La vicepresidenta mostró su confianza en que la crispación actual no afecte a los acuerdos de gobernabilidad que el Ejecutivo tiene con el PP, especialmente, en el País Vasco y en la lucha antiterrorista.