Público
Público

De la Vega pide al PNV que se serene y se sosiegue porque "los ciudadanos han hablado"

Asegura que los pactos en Euskadi no tienen por qué afectar a la estabilidad parlamentaria en Madrid porque una cosa es el Gobierno central y otra cosa los autonómicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que 'los responsables del PNV deben sosegarse' ante la posibilidad de que los socialistas accedan a la Lehendakaritza, porque los ciudadanos vascos han dejado claro con su voto el pasado domingo que querían un cambio en la 'proporción' y las mayorías parlamentarias.

'Los responsables del PNV deben sosegarse e intentar serenar un poco los ánimos, porque los ciudadanos han hablado, han dicho lo que querían y lo que querían es que la proporción, las mayorías, cambiasen', afirmó De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, después de que el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, insista en acusar al PSE de intentar un 'golpe institucional' si trata de gobernar en el País Vasco a pesar de que el PNV fue la fuerza política más votada.

'Los ciudadanos han hablado, han dicho lo que querían y lo que querían es que la proporción, las mayorías, cambiasen'

La también portavoz del Gobierno dijo a los nacionalistas que 'hay que acostumbrarse a estar unas veces en el Gobierno y otras veces en la oposición' y que en ambos casos hay que 'saber trabajar con lealtad y con responsabilidad'. En la misma línea, recalcó que la alternancia 'se ajusta a las reglas' democráticas y quienes toman la decisión 'son los ciudadanos'. 'Y aquí han mostrado claramente el cambio', apostilló.

Además, la vicepresidenta opinó que el resultado electotal en Euskadi y la posibilidad de que el socialista Patxi López llegue al Gobierno con el apoyo del PP 'no tiene por qué afectar para nada a la estabilidad parlamentaria' en las Cortes, a pesar de que a finales de 2008 el PSOE necesitó el apoyo del PNV para aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2009.

Es más, apuntó que el nuevo mapa parlamentario en Euskadi no debería influir en la política que los partidos hagan en el Congreso de los Diputados: 'Es bueno que nos acostumbremos a distinguir, desde el punto de vista democrático, los distintos ámbitos electoraes', argumentó De la Vega; 'tenemos un Estado compuesto, el Estado de las Autonomías, y tenemos que respetar los distintos ámbitos electorales'.

De hecho, fuentes gubernamentales apuntan que tal separación entre los parlamentos autonómicos y el nacional valdría tanto para la relación con el PNV como con el PP, es decir, que sería posible que los 'populares' apoyaran al PSE, al menos para la investidura de Patxi López, sin que ello se tradujera en un acercamento entre el PSOE y el PP en Madrid, dado que el PP está dando muestras de no querer colaborar con el Gobierno.