Público
Público

De la Vega pide serenidad y acusa a Mas de priorizar sus intereses electorales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, ha pedido hoy "serenidad y racionalidad a todos los políticos" tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, y ha acusado al líder de CiU, Artur Mas, de estar más preocupado por las elecciones que por el fallo del TC.

"Hay que introducir mucha serenidad y sentido común porque todos los políticos estamos actuando con mucha pasión en este tema, por su naturaleza", ha aseverado De la Vega en una entrevista a la emisora RAC1 recogida por EFE, en la que ha criticado a Mas porque "últimamente parece muy preocupado por la campaña, más que por las consecuencias de la sentencia".

"No me parece razonable mezclar sus propios intereses electorales con el sentimiento de los catalanes", ha reprochado de la Vega al líder convergente después de que éste defendiera ayer en Aranjuez el derecho a la autodeterminación de Cataluña.

De la Vega se ha referido asimismo a la reunión que mantendrán mañana el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de la Generalitat, José Montilla, para explorar las posibles vías de recuperación de artículos del Estatut anulados o interpretados por el alto tribunal.

"Es un problema que no se resuelve sólo con leyes", ha afirmado la dirigente socialista, para precisar que "hay cosas que pueden arreglarse con otro tipo de normas, y sobre todo con la actuación política".

En este sentido, de la Vega ha subrayado que "hace falta mucha política, en el mejor sentido de la palabra", al tiempo que ha reconocido que "los sentimientos no se declaran inconstitucionales", un punto donde, ha apuntado, es necesario tender los puentes "que el PP ha intentado derribar".

De la Vega ha asegurado asimismo que, para recuperar aspectos del Estatut afectados por la sentencia, "no es necesario" hacer una reforma de la Constitución.

La vicepresidenta del Gobierno ha considerado que Cataluña "está perfectamente encajada en España", aunque ha reconocido que "los catalanes también tienen que sentirlo así", por lo que ha llamado a trabajar para reinstaurar ese sentimiento de pertenencia al proyecto conjunto "de la España plural", manteniendo, ha remarcado, "su identidad".