Público
Público

De la Vega ve "una insidia" las denuncias de escuchas ilegales y pide al PP rectificar porque en política "no vale todo"

La vicepresidenta enmarca en "la absoluta normalidad democrática" su llamada a Conde Pumpido y considera de "muy poco patriotismo" las críticas del PP a su gira latinoamericana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, retó hoy al PP a acudir a los tribunales si tiene pruebas sobre las 'irresponsables' acusaciones realizadas por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sobre presuntas escuchas ilegales a miembros de su partido, o, de lo contrario, le exigió que rectifique. 'Si no tiene pruebas, tiene que rectificar porque en política no vale todo', apuntó.

El jueves pasado, María Teresa Fernández de la Vega ya instó a De Cospedal a acudir a los tribunales o a retractarse , y pidió a los dirigentes del PP que 'se serenen' porque 'no hay conspiraciones contra ellos'.

En una entrevista en la Cadena Ser, repite: 'Es una insidia. El PP se tiene que serenar porque no es razonable que, por intentar defender intereses partidarios, ponga en cuestión el funcionamiento de jueces, policía y fiscales..., el de todas las instituciones del Estado'.

La ministra de la Presidencia considera que si el principal partido de la oposición 'tiene pruebas' de que se están produciendo las presuntas escuchas ilegales a dirigentes del PP, lo que tiene que hacer es ir a los tribunales. 'No se puede hablar de cacerías y de persecuciones porque las instituciones funcionan de una forma normal', aseguró.

Por ello, tachó de 'irresponsables' las acusaciones vertidas esta semana en este sentido por la 'número dos' del PP, a la que instó a rectificar 'inmediatamente', porque, a su juicio, 'no se pueden hacer falsas acusaciones por intereses particulares'.

De hecho, la portavoz del Gobierno advirtió de que la acusación de 'un falso delito' 'está tipificado en el Código Penal' y puede constituir 'un delito de calumnias'. Pero, a su entender, 'lo más importante es que estamos hablando de política y es reprobable en términos políticos'.

En relación con las críticas que el PP ha vertido contra su persona tras anunciar desde Costa Rica que la Fiscalía General del Estado va a recurrir el sobreseimiento de la causa abierta contra el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, De la Vega admitió que le produce 'cierta perplejidad' que los 'populares' cuestionen sus palabras, que las enmarcó en 'la absoluta normalidad democrática'.

'¿No puede la vicepresidenta del Gobierno llamar al fiscal general del Estado del Estado para saber su decisión en ese proceso al tratarse de un tema de interés general?', se preguntó De la Vega, quien volvió a recomendar al partido de Mariano Rajoy que se 'serene'.

Preguntada sobre si confía en que el Tribunal Supremo pueda cambiar el sentido de la decisión de archivo del caso Camps, la vicepresidenta primera respondió: 'Yo no voy a hacer pronunciamientos sobre temas que están pendientes de ser decididos y resueltos por los tribunales. La posición del Gobierno es siempre de respeto a esos temas, a la resolución y a los tiempos'.

Con respecto a los reproches que el PP ha realizado a esta edición de su gira latinoamericana, que considera muy cara y con pocos logros, la portavoz del Gobierno se preguntó: '¿Hay algo que haga este Gobierno que el PP no critique?'. 'Me parece penoso que presidentes de Latinoamérica hayan agradecido estas visitas y que al PP no le parezca bien', lamentó De la Vega, para quien esta actitud demuestra 'muy poco patriotismo'.

'Esto dice muy poco del patriotismo del PP y de su capacidad de valorar lo que España representa en el exterior y la capacidad que tenemos para poder trabajar con un continente tan próximo y al que nos unen tantas cosas a nivel cultural, social, y también económico', sostuvo.

Preguntada si atenderá la petición de comparecencia solicitada por el PP para acudir al Congreso a dar cuenta de las razones reales de su gira latinoamericana de este año, De la Vega respondió que no tiene 'ningún problema'. 'Siempre estoy dispuesta a dar explicaciones, todas las que quieran', añadió.

Tras su viaje por diferentes países latinoamericanos, De la Vega confió en poder disfrutar de unos días de descanso después de un curso que, según sus propias palabras, ha sido 'muy intenso'.

La vicepresidenta auguró que el próximo se presenta 'igual', si bien garantizó que seguirá trabajando 'con mucha ilusión' para 'mejorar el bienestar de los españoles'.