Publicado: 15.02.2014 10:55 |Actualizado: 15.02.2014 10:55

Una veintena de provincias en alerta, en especial por viento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El viento, y en menor medida la lluvia y la nieve, ha colocado este sábado en alerta a una veintena de provincias con rachas de hasta 90 kilómetros por hora, que en las zonas costeras se acompañarán de un importante oleaje, informa en su web la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Especialmente grave es la situación que vivirán hoy las islas Canarias, donde además de registrarse una bajada de temperaturas, habrá abundantes lluvias, rachas de viento fuertes o muy fuertes y temporal en el mar. De hecho, el aviso naranja (riesgo importante) por viento y/o lluvia se extiende hoy a El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, La Gomera, Lanzarote, La Palma y Tenerife.

En todas ellas se prevén rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora y lluvias acumuladas de hasta treinta litros en una hora en el caso de la isla de Tenerife.

El Cabildo de Tenerife ha cortado todos los accesos al Teide por circunstancias meteorológicas adversas, además de por presencia de hielo y nieve, según ha informado en su cuenta oficial de Twitter. En concreto, se han cerrado los accesos al Parque Nacional, por el norte, desde La Esperanza (TF-24) y La Orotava (TF-21), y por el sur, desde Vilaflor (TF-21) y Chío (TF-23).

Asimismo, la Corporación insular ha procedido al cierre del acceso a Puerto de la Cruz por Martiánez (TF-31) en ambos sentidos, desde el punto kilométrico 2,5 al 4,2, por desprendimientos. El Gobierno de Canarias mantiene activado la declaración de alerta en todo el archipiélago por lluvias, fuertes vientos y fenómenos costeros adversos, una situación que entró en vigor la pasada medianoche, según ha informado en un comunicado.

El mismo nivel naranja afectará también a las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra, a consecuencia de los vientos costeros que soplarán hasta la mañana del domingo, con olas de entre cinco y seis metros de altura. En Asturias, el aviso naranja se debe a los vientos costeros y concluirá a las cuatro de la madrugada de mañana, junto a olas de hasta seis metros.

Por otro lado, los avisos amarillos, que no implican un riesgo especial para la población, se extienden a Vizcaya y Guipúzcoa (costeros); a Gerona y Lérida (viento, nevadas y lluvia); a Cantabria (costeros) y a Huesca y Teruel (nevadas y viento).