Público
Público

Veintiún soldados de KFOR heridos en enfrentamientos con serbios el miércoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Veintiún soldados de la KFOR, la fuerza de paz liderada por la OTAN en Kosovo, fueron heridos el miércoles en violentos enfrentamientos con un grupo de serbokosovares que intentaron detener el desmantelamiento de sus barricadas.

Así lo informó hoy la KFOR en un comunicado, donde precisa que los enfrentamientos se produjeron anoche en el norte de Kosovo, cuando los soldados intentaron desmantelar las barricadas construidas por los serbios de esa región para impedir el acceso de las autoridades kosovares a un conflictivo paso fronterizo.

Las fuerzas de la KFOR lograron primero con éxito y sin incidentes, en un ambiente de calma, levantar la barricada de una carretera al sur de la localidad de Rudare, pero hacia la medianoche pasada un grupo de manifestantes se congregó y, apoyado por tres camiones, avanzó hacia las tropas internacionales.

"Los manifestantes recurrieron a la violencia, al lanzar piedras y empujar a los soldados con camiones cargados de grava", afirma la KFOR.

En reacción, los soldados "se vieron forzados" a responder con disparos de advertencia al aire, y en defensa propia usaron además gases lacrimógenos y porras.

"Para prevenir la posibilidad de una mayor escalada de la confrontación y no correr el riesgo de la aparición de heridos graves en ambas partes, la KFOR asumió la decisión responsable de detener la operación", añade la nota.

Un soldado fue herido por un camión, y el resto sufrió heridas menores.

La KFOR subraya que ha llevado a cabo la citada operación "en concordancia" con su misión, cuyo objetivo es "mantener un ambiente de seguridad y garantizar al mismo tiempo la libertad de movimiento".

Por su parte, los medios de Belgrado informaron de que la población serbia del norte de Kosovo reforzó con tierra, arena, guijarro y grandes piedras la barricada que fue parcialmente desmantelada por la KFOR, de unos dos metros de alto, en la localidad de Dudin Krs, en la carretera que lleva de Leposavic a Kosovska Mitrovica.

Las tensiones en el norte kosovar permanecen desde el pasado julio, cuando los serbios locales cortaron las carreteras de acceso a los puestos fronterizos de Jarinje y Brnjak en protesta por la decisión de Pristina de enviar policías de fronteras y funcionarios de aduanas a esos pasos con Serbia.

La KFOR se encuentra estacionada desde entonces en los dos pasos, que tras unos incidentes violentos de verano declaró como "zonas militares".

Los serbios que viven en el norte de Kosovo se oponen a cualquier extensión de la soberanía kosovar, y acusan a las misiones internacionales en Kosovo de salirse de su mandato de neutralidad respecto al estatus y ayudar a Pristina a implementar sus instituciones en la zona.

Todas las instituciones del norte de Kosovo funcionan hasta hoy según leyes serbias y reciben financiación de Serbia.

El diálogo entre Belgrado y Pristina impulsado por la Unión Europea y reasumido esta semana no ha logrado hasta el momento una solución al conflicto fronterizo.

Esta mañana, en la norteña ciudad de Mitrovica se escuchó una gran explosión y la Policía kosovar comunicó que hubo tres automóviles dañados, pero no se ha informado de posibles heridos. EFE