Publicado: 14.04.2014 09:49 |Actualizado: 14.04.2014 09:49

Vence el plazo dado por Kiev a los prorrusos para que dejen las armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El plazo del ultimátum presentado por el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, a los prorrusos para que depongan las armas y abandonen los edificios públicos que mantienen ocupados en el sureste del país venció hoy a las 09.00 horas (06.00 GMT). El jefe del Estado ucraniano, que anunció anoche que empleará el ejército para restaurar el orden, firmó un decreto que garantiza que no se perseguirá judicialmente a quienes acaten el ultimátum en caso de que no hayan herido o matado a otros ciudadanos.

De momento no hay información que indique que los activistas prorrusos estén dispuestos a desalojar las dependencias administrativas que ocupan en varias ciudades de mayoría rusohablante.

En un mensaje a la nación, Turchínov advirtió de que el Gobierno de Ucrania no permitirá la repetición del "guión de Crimea en las regiones orientales de Ucrania", en alusión a la reciente anexión de esa región ucraniana por la Federación de Rusia.

Aseguró que las autoridades ucranianas han hecho todo por evitar el derramamiento de sangre, pero están dispuestas a rechazar "con las armas en la mano los intentos de invasión y desestabilización, así como las acciones terroristas".

Rusia reaccionó al ultimátum del Gobierno de Kiev con una declaración de su cancillería que tachó de "criminal" la decisión de Turchínov de utilizar el Ejército para aplastar "manifestaciones pacíficas".

Moscú, que niega su implicación en los acontecimientos en las regiones de Ucrania, aseguró que de Occidente depende que se evite una guerra civil en Ucrania, en alusión a su influencia en el Gobierno de Kiev, al que el Kremlin le niega toda legitimidad.