Público
Público

Los vendedores dicen que la nueva ley abre la puerta a privatizar la Lotería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un centenar de vendedores de lotería se han manifestado esta mañana para protestar por la reforma de Loterías y Apuestas del Estado que, según dicen, abre la puerta a la privatización, "hiere de muerte" a la venta tradicional de décimos y se ha aprobado "a traición".

La reforma, que se ha aprobado a través de dos disposiciones adicionales -la 32 y 34- de la Ley de Presupuestos Generales, responde a la necesidad de "seguir evolucionando para ser cada día mejores" y servirá para incorporar las nuevas tecnologías y dar un mejor servicio, ha replicado el director general de Loterías del Estado, Gonzálo Fernández.

"No es cierto, puedo decirlo alto y claro, no es cierto que haya privatización de los productos, ni de la red de ventas (...) la lotería se va a vender como siempre se ha vendido", ha dicho en el acto de presentación de la campaña para la Lotería de Navidad.

Fernández también ha asegurado que la reforma se ha realizado "tras más de dos años de diálogo y negociación y con el consenso de más del 80 por ciento del sector".

Las disposiciones adicionales de la ley de Presupuestos Generales que afectan a la Lotería establecen que, a partir del 1 de enero del próximo año, la comercialización del juego público pase a regirse por las normas de derecho privado, por lo que de un sistema basado en las concesiones se pasa a otro basado en los contratos mercantiles privados.

"Supone abrir la puerta a los vendedores privados de apuestas, a las máquinas expendedoras de boletos en supermercados y gasolineras y a las grandes multinacionales del juego", ha denunciado la presidenta de la federación Nacional de Loterías, María Teresa Fernández Díaz, convocante de la protesta junto con otras dos organizaciones del sector y los sindicatos UGT y CC.OO.

Fernández Díaz ha asegurado que el sector no se opone a la modernización del sector, pero sí a una reforma que "pone en peligro 12.000 puestos de trabajo" y supondrá "detraer un 2 por ciento de los 2.900 millones de euros netos que recibe el Tesoro por los juegos del Estado".

Además ha criticado que la reforma se haya aprobado "por la puerta de atrás y sin escuchar ni informar al sector" que se ha enterado de los cambios por el Boletín Oficial del Congreso del 1 de octubre.

El director comercial de Loterías del Estado, Juan Antonio Gallardo, ha negado que la entidad se vaya a privatizar y que los décimos de lotería se vayan a vender en máquinas expendedoras.

"No sé de qué se quejan, no es nada cierto", ha asegurado antes de explicar que las máquinas que incorporarán las administraciones de Lotería "son las mismas que hay ahora, que se usarán para localizar números especiales cuando lo pida un cliente".