Público
Público

La Vendée alza las velas para la vuelta al mundo en 80 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Treinta patrones solitarios, dos de ellos mujeres, emprendieron el domingo la sexta edición de la competición de vela Vendée Globe con el objetivo de dar la vuelta al mundo en 80 días.

El canadiense Derek Hatfield, sobre el Algimouss-Spirit de Canadá fue el primero en salir en una competición cuyo record ostenta Vincent Riou, quien finalizó la trayectoria en 2005 en 87 días.

El reto del llamado "Everest de los mares" o "Himalaya de los marinos" consiste en dar la vuelta la mundo en solitario, sin asistencia ni escalas, en un monocasco de 18 metros de eslora, de los cuales sólo cinco son "habitables".

"La Vendée Globe es la regata más dura y más importante que puede enfrentar cualquier navegante", declaró a la Cadena Ser el marino vasco Unai Basurko.

En la competición, que se desarrolla cada cuatro años y que exige a los marinos llevar todas sus provisiones a bordo, sólo un 60 por ciento de las naves llegan a buen puerto.

Para el patrón francés Michel Desjoyeaux la barrera de los 80 días ya no es un mito sino que será pronto una realidad. Esta idea es apoyada por otros navegantes que no consideran que la idea ser utópica.

"La idea de los 80 días trota en todas las cabezas", afirmó Marc Guillemot. "Psicológicamente, es mejor partir sobre 82 días, esto motiva a derribar esta barrera mítica".

En 2001, este navegante que tiene el mejor palmarés de la carrera lo logró en 93 días.

La prueba partió de la costa atlántica francesa con un viento de sudoeste de 20 nudos para llegar a los 30 por la tarde del domingo, lo que constituye una leve marejadilla, y alcanzar el primer paso el lunes.

Esta competición que reparte 490.000 euros en premios, de los cuales 150.000 están reservados para el ganador, tiene como puntos de inflexión el complicado paso entre el Pacífico y el Atlántico, con la dificultad añadida de que los navegantes duermen en intervalos de 20 minutos durante la mítica travesía.