Publicado: 18.12.2013 18:06 |Actualizado: 18.12.2013 18:06

El venezolano Banesco se queda con el Novagalicia Banco por 1.000 millones

La entidad nacionalizada, que copa más del 40% del mercado financiero gallego, ha recibido más de 9.000 millones en ayudas públicas y otros cerca de mil millones del Fondo de Garantía de Depósitos. El grupo venezolano s

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La entidad venezolana Banesco, propietaria de Banco Etcheverría, se ha hecho con Novagalicia Banco (NCG), en la subasta del banco nacionalizado realizada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Según el organismo dependiente del Banco de España, la entidad venezolana ha ofrecido 1.003 millones de euros por el 83% del banco nacido en 2011 de la fusión de las antiguas cajas gallegas, Caixa Galicia y Caixanova. El 40% de la cantidad ofrecida se abonará al formalizarse la operación de compraventa y el 60% restante se hará efectivo en sucesivos plazos hasta 2018.

Banesco se ha comprometido a mantener toda la red de oficinas de la entidad gallega, así como el nivel de empleo actual, según fuentes financieras. Según las mismas fuentes, ninguna de las otras ofertas tenía un nivel de compromiso similar sobre el empleo de NCG, y de hecho, algunas incluían ajustes adicionales en este capítulo. Asimismo, Banesco se ha comprometido a mantener la sede social y corporativa de NCG Banco en Galicia, una propuesta que satisfaría el requisito de galleguidad que reclamaba la Xunta de Galicia.  Las condiciones del contrato de adjudicación no incluyen la concesión de un esquema de protección de activos (una especia de blindaje ante pérdidas futuras) ni garantía adicional a los compromisos iniciales ofrecidos por el FROB respecto a determinados riesgos a los que podría tener que hacer frente NCG Banco en el futuro.

El FROB cerró el pasado lunes el plazo para pujar en el proceso de subasta de la entidad. Como condición para no abrir una segunda ronda, el FROB fijaba que una de las ofertas no superara en 200 millones de euros y no fuera un 50% superior que la segunda mejora valorada. También habían presentado ofertas en firme por Novagalicia los bancos BBVA, Santander y CaixaBank y los fondos Guggenheim y JC Flowers en alianza con Oaktree han remitido su oferta en firme por Novagalicia.

NCG, que copa más del 40% del mercado financiero gallego (y con una clientela relativamente fiel a pesar de los vaivenes de la entidad), ha recibido 9.052 millones de euros en ayudas públicas el Gobierno, además de haber necesitado 802 millones del Fondo de Garantía de Depósitos (FDG), que se nutre con las aportaciones de los bancos.

Novagalicia (la marca empleada en sus territorios de mayor implantación por Novacaixagalicia Banco) cuenta con una multimillonaria partida en créditos fiscales que ha hecho más fácil su compra.  El pasado jueves, el FROB comunicó a todos los interesados que el grupo gallego contaba con 2.350 millones en activos fiscales diferidos (DTA, por sus siglas en inglés) que cualquier ganador, tanto banco como fondo de inversión, podría computar como capital. Esto se explica porque el Estado garantiza al comprador que podrá compensar ese monto en un plazo de hasta 18 años con los beneficios que vaya generando o, de lo contrario, recibirá deuda pública. Pero, además, Novagalicia suma unos 2.000 millones más en DTA aún sin activar y que, dependiendo de la capacidad de Banesco para generar resultados, podrá aprovechar en mayor o menor medida.

Banesco, el primer banco privado de Venezuela, es el principal accionista de Banco Etcheverría desde diciembre de 2012 y ya adquirió este año a NCG Banco un paquete de 67 oficinas de la red de Banco Etcheverría de fuera de Galicia por 75,4 millones de euros. El grupo venezolano, con sede en España y actividad en España, Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Colombia, está presidido por Juan Carlos Escotet, quien en los últimos meses ya había explicado que el objetivo de la alianza con Banco Etcheverría era crear un grupo líder el mercado bancario del noroeste de España y capaz de fortalecer los lazos económicos entre España y Latinoamérica.