Público
Público

Venezuela recibe a una flota rusa para maniobras navales conjuntas en el Caribe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una flota rusa de cuatro buques arribó hoy al puerto venezolano de La Guaira, a unos 30 kilómetros al norte de Caracas, para iniciar las maniobras navales conjuntas que ambas naciones realizarán en aguas del Caribe.

La presencia de la flotilla en el puerto venezolano coincidirá con la visita del presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, quien llega mañana a Venezuela para una estancia oficial de dos días.

El destructor "Almirante Chabanenko" entró a las 9.00 hora local (13.30 GMT) en el puerto de La Guaira disparando las protocolarias 21 salvas de cañón a modo de saludo al anfitrión venezolano, cuya infantería respondió con igual número de disparos de bienvenida.

Bajo un cielo encapotado que dejaba entrever algunos rayos de sol, los marineros rusos se formaron en cubierta durante los últimos metros del trayecto, mientras dos helicópteros de la fuerza aérea venezolana llegaron al lugar con autoridades militares del país.

La orquesta de la Armada venezolana interpretó diversas marchas musicales para recibir a los tripulantes rusos, en medio de un gran despliegue de medios de comunicación nacionales e internacionales.

"Con la llegada de la fragata Chabanenko se viste de gala a Venezuela", dijo el contraalmirante de la Armada venezolana, Salvatore Cammarata, en la ceremonia de recibimiento en el muelle.

El crucero nuclear "Pedro El Grande", el mayor de su clase en el mundo, quedó fondeado en el exterior del puerto, ya que debido a sus dimensiones, 254 metros de largo por 30 de ancho y 11 metros de calado, no puede atracar en el muelle.

"El objetivo es integrarnos con una serie de ejercicios de comunicaciones, maniobras tácticas, lucha contra el narcotráfico y anti-terrorismo, y guerra antiaérea", señaló el vicealmirante Luis Alberto Morales Márquez, en rueda de prensa en el puerto.

"No hay ningún tipo de ejercicios de artillería, que sería foco probable de preocupación para el tránsito marítimo", agregó Márquez, al reiterar el compromiso "pacífico" de estas maniobras navales que ha sido bautizadas como "Operación Combinada Venrus 2008".

"Las ejercicios conjuntos en alta mar comenzarán el 1 de diciembre", explicó el vicealmirante, quien añadió que hasta entonces se desarrollarán diversas actividades protocolarias y de intercambio en el puerto.

Por su parte, el jefe de la Armada Nacional, almirante Zahín Quintana, expresó su "alegría" y satisfacción por la presencia de la flota rusa en Venezuela, en breves palabras a la prensa tras una reunión en Caracas con el comandante general de la flota rusa, Vladimir Sergueevigh.

En un encuentro ayer con la prensa, el presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que no había "ninguna provocación" en las maniobras conjuntas que realizarán las Armadas de los dos países.

Chávez realizó estas declaraciones en respuesta a los comentarios vertidos el lunes por el Departamento de Estado de EE.UU., que anunció que "vigilará de cerca" esas actividades.

En su rueda de prensa, el mandatario venezolano no confirmó si él y su colega ruso se desplazarían al puerto para visitar la flota ni precisó el lugar exacto donde se llevarán a cabo las maniobras.

"No sé si nos dará tiempo de ir", afirmó Chávez.

Durante la visita de Medvédev, considerada histórica por ser la primera de un gobernante ruso a Venezuela, está previsto que ambos presidentes suscriban diversos acuerdos de cooperación, entre ellos uno en el ámbito de la investigación de la energía nuclear con fines pacíficos.

El jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Jesús González, precisó este lunes que en los ejercicios conjuntos participarán cinco aeronaves, cuatro embarcaciones especializadas y 1.150 efectivos rusos, así como ocho aeronaves, once buques y 600 militares por la parte venezolana.

También integrarán las maniobras varios aviones Sukhoi, de fabricación rusa, que forman parte del lote comprado por Venezuela a Rusia en 2006, según fuentes militares.

La flota rusa partió hace dos meses del "mar del Norte con dirección al océano Atlántico, recorrió el Mediterráneo con escalas en Francia, Libia y África, para posteriormente dirigirse a Venezuela", según el comunicado facilitado por las autoridades militares venezolanas.