Público
Público

Venezuela y Cuba reafirman sus lazos con la visita de Castro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Fabián Andrés Cambero

Venezuela y Cuba reafirmaron el sábado su estrecha alianza ideológica y comercial con la visita del presidente cubano, Raúl Castro, que eligió a Caracas para realizar su primer viaje al extranjero desde que asumió el poder en la isla caribeña.

De traje gris y lentes oscuros, Castro fue recibido con los respectivos honores de jefe de Estado por el presidente Hugo Chávez, para posteriormente reunirse a discutir nuevos acuerdos bilaterales entre la isla y su principal socio comercial.

El visitante alabó los mecanismos de integración logrados en los últimos años entre ambas naciones y agradeció a Chávez su solidaridad con la revolución cubana, que dijo ha podido superar los años difíciles del bloqueo por parte de Estados Unidos.

"Ello se debe no sólo a nuestra unidad y espíritu de resistencia sino también al decisivo apoyo recibido de la Venezuela bolivariana", dijo durante un acto protocolar.

La visita fue el debut internacional de Raúl Castro desde que reemplazó en el poder a mediados de 2006 a su hermano Fidel, afectado por problemas de salud.

Pese a no tener una relación tan estrecha como con su legendario hermano, a quien Chávez llama su padre ideológico, el mandatario venezolano alaba frecuentemente en sus discursos a Raúl y a la revolución cubana.

Chávez aprovechó el encuentro para hacer un recuento histórico de la trayectoria de los hermanos Castro y llamó a Raúl su "tío".

"Aquí estamos Cuba y Venezuela modestamente cumpliendo el papel que nos ha asignado el tiempo histórico, la geografía y el impulso de nuestros pueblos", afirmó Chávez.

Posteriormente, enfundado en traje negro, Castro rindió honores al héroe de la independencia venezolana Simón Bolívar y recibió las llaves de Caracas, antes de dirigirse junto a su homólogo al palacio de Gobierno de Miraflores, para su encuentro formal.

MÁS INVERSIONES

La reunión entre los dos líderes anticapitalistas y enemigos de Washington se da en momentos en que la crisis financiera global ha impactado los precios del petróleo, lo que podría obligar a Venezuela a replantearse sus proyectos e inversiones en el extranjero.

Caracas envía 92.000 barriles diarios de crudo a Cuba en condiciones preferenciales de financiación. Además ha prometido inversiones en manufactura y energía. La Habana paga parte de la factura petrolera con el servicio de más de 30.000 médicos y enfermeros enviados a Venezuela.

Las delegaciones firmaron un memorando de acuerdo por 173 proyectos, 137 de los cuales ya están en desarrollo, que ascenderían a unos 2.000 millones de dólares. Además signaron otros dos cartas de intención para crear empresas en el área energética y de tecnología.

Castro también viajará a Brasil, en lo que analistas ven como una búsqueda de La Habana por nuevos socios comerciales pese a que de lejos, Caracas sigue siendo el mayor benefactor de la isla.

Castro también ha recibido recientemente a los presidentes de China y Rusia, otros dos socios vitales.