Público
Público

La venta de libros ha bajado un 4 por ciento en el primer semestre de 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La venta de libros ha descendido en el primer semestre de este año un 4 por ciento con respecto al mismo período de 2009, un ejercicio en el que el sector editorial español facturó un total de 3.109,58 millones de euros, es decir, un 2,4 por ciento menos que en 2008.

El descenso que experimentan las ventas este año es, de momento, una estimación, y se debe a "la importante atonía de consumo" que se observa desde el mes de abril, según dijo hoy Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), al presentar el Estudio de Comercio Interior y Exterior del Libro correspondiente a 2009.

Las cifras reveladas demuestran que el sector editorial "aguanta razonablemente la crisis económica", aunque la situación no sea "para tirar cohetes".

Preocupa de forma especial "la caída de un seis por ciento en un año" que ha experimentado el libro de texto no universitario, debido sobre todo a "las políticas educativas erráticas e incoherentes" que tienen las Comunidades Autónomas y a "los pocos pedagógicos" sistemas de préstamo y reutilización de libros que se aplican en muchas de ellas, afirmó Ávila.

Como esos sistemas van en aumento, el director de la FGEE pronosticó "una grave crisis" para el año que viene en el sector del libro de texto, si las Comunidades Autónomas "no cambian sus políticas".

En el ámbito universitario, bajaron también en 2009 las ventas de libros científicos y técnicos (un 2,1%) y de ciencias sociales y humanidades (un 10,6 por ciento). La causa es "la piratería" que cada vez está más extendida en las universidades.

El Estudio del Comercio Interior, realizado por la FGEE y patrocinado por el Ministerio de Cultura y CEDRO, ofrece por primera vez datos sobre la facturación de libros digitales, que en 2009 alcanzó la cifra de 51,25 millones de euros, lo que supone tan sólo un 1,64 por ciento del total del sector, frente al 1,33% de 2008.

En formato digital se editaron 5.960 títulos, mientras que del fondo de catálogo se digitalizaron 17.293 obras y se comercializaron 10.590.

"La demanda sigue siendo claramente insuficiente, aunque crecerá", indicó el director de la FGEE, para quien es relevante que hayan crecido en un 5% las editoriales españolas que trabajan con el nuevo soporte. La respuesta al reto digital "está siendo masiva".

"No hay quiebras masivas en el sector editorial, y, con la que está cayendo, su salud cultural está fuera de dudas", afirmó Ávila durante la presentación, en la que también intervinieron el presidente de la FGEE, Pedro de Andrés; Juana Vidal, que comentó los datos del comercio interior, y Carlos Ortega, que informó sobre los del comercio exterior.

En 2009 se editaron un total de 76.213 títulos, lo que supone un 4,4% más que en el año anterior. De ellos, el 55,7% son novedades y el 44,3% reediciones o reimpresiones.

La tirada media por título fue de 4.328 ejemplares, lo que representa una disminución del 14% con respecto a 2008.

La facturación total del comercio del libro tendría que incluir lo que se genera por venta de derechos de autor, que sólo afecta a las editoriales. Si se sumara ese dato en 2009 (139 millones de euros) se habría crecido un 0,9 por ciento en relación con el año anterior.

La edición en formato bolsillo cayó un 2,8% en relación con 2008 y se situó en 6.425 títulos. La facturación por este tipo de libros fue de 180 millones de euros, es decir, un 8% menos que la obtenida en 2008.

Las ventas en librerías y cadenas de librerías experimentaron un leve descenso, pero se mantienen como el lugar de compra más habitual, ya que en ellas se facturó el 48,5 por ciento del total.

"Llama la atención que en 2009 los hipermercados crecieran un 10,2%", debido probablemente al fenómeno "Millennium", de Stieg Larsson, y a otros "bestsellers" de 2008, señaló Ávila.

Las políticas autonómicas educativas hicieron que la facturación de las instituciones aumentara casi un 30 por ciento, mientras que las de las bibliotecas crecieron un 39 por ciento en 2009.

"El año que viene bajarán las bibliotecas porque las Comunidades Autónomas han recortado su aportación", avisó Ávila.

La producción de títulos en catalán aumentó de 10.110 en 2008 a 10.217 en 2009, mientras que en euskera pasó de 1.375 a 1.398. La edición en gallego disminuyó de 1.687 a 1.577 títulos.

Ana Mendoza