Público
Público

La venta de pisos sigue en mínimos históricos

Cae un 38% en agosto influida por el efecto del IVA del año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los españoles no se animan a comprar piso. Dicen las estadísticas sobre hipotecas que es por falta de financiación. Pero también por el efecto fiscal. Es lo que reflejan los datos de compraventas de agosto, que no salen de mínimos históricos. Se vendieron 27.038 viviendas, un 38% menos que en 2010, lo que supone la tercera mayor caída mensual desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) empezó esta serie en 2007. Se suman, así, seis meses de bajadas. En volumen es el segundo peor dato del año: sólo en abril se vendieron menos casas: 24.100.

Aunque, como es habitual, las estadísticas reflejan parcialmente la realidad. Los datos de agosto se corresponden, en realidad, con las transacciones realizadas en junio, ya que el INE recaba los datos de los registradores y un piso tarda una media de mes y medio o dos meses en ser registrado. Por tanto, el dato se compara aún con un periodo en el que estaba vigente el gancho fiscal de la subida del IVA (subió del 7% al 8%, para casas nuevas, en julio del año pasado), lo que animó las ventas del primer semestre de 2010.

La estadística de agosto da otro dato curioso, ligado también al efecto del IVA: las ventas de pisos nuevos y de segunda mano vuelven a acercarse hasta casi coincidir en número. Se vendieron 13.562 casas usadas y 13.476 nuevas, cuando en los últimos meses la tendencia marcaba más transacciones en los de segunda mano.

'En los próximos meses podría haber una moderación en la caída, pero este descenso se incrementará en noviembre y diciembre, en términos interanuales', señala Julio Gil, socio director de la consultora inmobiliaria Horizone. Sobre el efecto llamada que puede tener la rebaja del IVA del 8% al 4% hasta diciembre, Gil asegura que 'el efecto será muy, muy limitado'.

La promesa del PP de recuperar la desgravación por vivienda para todas las rentas cuando llegue al Gobierno hace que las familias aplacen su decisión de compra (siempre que vean posibilidades de lograr una hipoteca) hasta después de las elecciones, según han apuntado los expertos.

Por su parte, Fernando Encinar, jefe de Estudios del portal idealista.com, asegura que las cifras constatan que 'ni hemos salido de la crisis ni los precios han tocado suelo'. Más allá de las promesas electorales, la única forma de revitalizar el mercado es 'la bajada de precios y un mayor dinamismo del mercado hipotecario', según Encinar.

Al cierre del año habrá un mínimo histórico en la venta de casas nuevas, con unas 150.000 unidades, según apuntó a Europa Press el presidente del lobby inmobiliario G-14, Pedro Pérez. Añadió que el sector está en una 'segunda recesión' que hará perder otros 250.000 empleos.