Público
Público

Las ventas de viviendas marcan mínimos desde 2004

Fuertes caídas en el tercer trimestre y en octubre por el menor crédito y el paro. En el año crecen las operaciones. Los precios seguirán bajando en 2011, según Jones Lang Lasallee

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El esperado miniboom en ventas de vivienda por la eliminación parcial de la desgravación fiscal aún no se deja notar. En el tercer trimestre, las operaciones marcaron su mínimo desde al menos seis años tras caer un 26% (79.233), según los datos del Ministerio de Fomento. Y en octubre no sólo no mejoró el panorama sino que las compraventas cayeron un 17,7% y registraron el mínimo de toda la crisis, desde que en 2007 el Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó a elaborar la serie. Por segunda vez en estos tres años, se vendieron menos de 30.000 pisos, en concreto, 27.198 viviendas. En todo el tercer trimestre, las ventas bajaron de 100.000 unidades por primera vez desde 2004, influidas por la restricción de bancos y cajas a la hora de dar hipotecas y porque el paro no se reduce significativamente, como explican los expertos.

Aunque estas dos estadísticas reflejan un escenario pesimista, al analizar las fuentes de los datos y, sobre todo, al contabilizar el dato acumulado, la percepción de algunos expertos es que el mercado tampoco va tan mal porque entre enero y octubre las transacciones inmobiliarias crecen un 9%, según el INE, lo que 'ya supone un paso' apunta Julio Rodríguez, economista y ex presidente del Banco Hipotecario. Los datos de Fomento (que asumió el Ministerio de Vivienda por el recorte del número de departamentos del Gobierno) muestran una subida del 2% en ventas entre enero y septiembre de este año.

El 'stock' de pisos sin vender de la banca seguirá creciendo en 2011

En cuanto a las diferencias de las estadísticas, el dato más reciente es el de octubre, del INE. Pero esta estadística se basa en los datos del Registro de la Propiedad, con lo que, en realidad, son números que corresponden a ventas de mes y medio o dos meses antes, que es lo que se tarda en registrar un piso. Así, las 27.198 ventas serían las correspondientes a agosto, un mes normalmente poco hábil y más tras el tirón que experimentaron en junio antes de que se aplicase la subida del IVA, como demostró la estadística difundida en agosto, cuando las compraventas marcaron el alza máxima durante la crisis: el 30%.

Mientras, los datos de Fomento toman como fuente a los notarios, que tienen un menor desfase, pero corresponden al cierre de septiembre, que fue un mes flojo, como han constatado los expertos, por el mismo efecto desánimo tras el tirón por el IVA.

'Las dos variables clave son el crédito y el empleo. Con la crisis del euro, a las entidades financieras les cuesta más lograr su propia financiación y eso incide en la restricción del crédito a empresas y familias. Por otro lado, el paro no se reduce significativamente', explica Julio Rodríguez. Este economista estima que el balance de 2010 será positivo porque las ventas crecerán entre un 5% y un 10% con respecto al año pasado.

'No volveremos a ver los precios de 2007', avisan los expertos

Los expertos advierten de que habrá que esperar al cierre del año, pero que las cifras de noviembre y diciembre pueden mejorar. Inmobiliarias y agentes de la propiedad inmobiliaria notan desde septiembre cómo han aumentado las compraventas. No dan cifras, pero señalan que las visitas han crecido más del 10-15%, principalmente en Madrid y Barcelona.

Los promotores ya han pronosticado que el efecto llamada por el fin de la deducción para rentas de más de 24.000 euros se notaría a final del año. Aunque el grupo de grandes inmobiliarias, el llamado G-14, cree que el descenso de las ventas ha sido 'más violento de lo esperado', según su presidente, Pedro Pérez, informa EP.

En cuanto al impacto, el director de residencial de la consultora inmobiliaria Jones Lang Lasalle, Carlos Ferrer-Bonsoms, calcula que habrá un crecimiento de ventas 'de más del 10%' por el gancho fiscal, según el pulso que se nota en el mercado.

Más pegado al terreno que las estadísticas, Ferrer-Bonsoms dibuja un panorama sombrío en el que bancos y cajas 'se han resistido a hacer rebajas' de precios. Tienen más de 100.000 pisos y 200.000 millones de euros tóxicos en suelo e inmuebles. Pero les cuesta mantener las viviendas un 10% de lo que valen, al margen de las provisiones que tienen que dotar. Por eso, tendrán que drenar ese stock, que en 2011 seguirá subiendo y alcanzará cifras récord, según la consultora. 'A los bancos les van a salir los pisos por las orejas', apunta Ferrer-Bonsoms.

El ejecutivo coincide con otros expertos en que los precios de los pisos seguirán bajando y 'tocarán suelo a finales de 2011'. A partir de ahí, ha-brá 'encefalograma plano' con riesgo de estancamiento y, si acaso, 'subidas del IPC'. 'Los precios de 2007 no los volveremos a ver', señala.