Público
Público

¡Vente a Alemania Pepe!: España vuelve a ser un país de emigrantes

Los españoles pueden convertirse pronto, según este estudio, en la mayor masa laboral emigrante de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras casi una década en la que España ha sido una meca para trabajadores procedentes de medio mundo, el número de españoles residentes en el extranjero aumenta y con él el importe de las remesas que éstos envían, que por primera vez en nueve años han superado a las de los emigrantes. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, el importe de las remesas que los trabajadores españoles residentes en el extranjero enviaron a España alcanzaron en junio 1.591 millones de euros y, por primera vez desde 2004, superaron a las de los extranjeros residentes (1.563 millones).

Aunque esta situación no es excepcional, aclara el analista de XTB Fernando Catalina, pues 'España siempre ha sido un país exportador de personas', sí que podría prolongarse en el tiempo, incluso en el caso de que el PIB empiece a mostrar una evolución positiva. 

La aportación de los trabajadores españoles que residen fuera a la economía española ha crecido un 7 % en el último año, al tiempo que la de los inmigrantes se ha reducido, aunque en menor medida, un 1,45 %. Parte de esta diferencia se explica por el descenso en la población española, que por primera vez desde que existen datos anuales (1971), se redujo este año, un 0,2 %; un recorte que obedece en su mayor parte a la salida de extranjeros.

Los últimos datos de la estadística de migraciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que la población española era al inicio de este año de 46.704.314 habitantes, 113.902 personas menos -equivalentes al 0,2 %- que a comienzos de 2012.

Según expertos, la salida de españoles al extranjero se ampliará en los próximos años

De las 476.748 personas que optaron por abandonar España, 59.724, el 12,5 %, eran españoles -un 7,7 % más que un año antes-, en tanto que los 417.023 restantes eran extranjeros. Estos datos indican un cambio de tendencia y permiten a los expertos aventurar que la salida de españoles al extranjero se ampliará en los próximos años, como constata un estudio publicado en junio por la Comisión Europea que muestra que el número de ciudadanos españoles con intención de salir a trabajar al extranjero se ha multiplicado en los últimos años como consecuencia de la crisis económica.

El documento, una revisión trimestral del mercado laboral europeo efectuada por Bruselas, destaca un importante aumento en la cantidad de nacionales del sur de Europa que se ha trasladado a otros países. El porcentaje de españoles con interés en mudarse de forma permanente a otro país ha pasado del 9 % en el periodo 2008-2010, una de las cifras más bajas de toda la UE, al 14 % entre 2011 y 2012; el porcentaje de los que planean emigrar en los próximos doce meses ha pasado del 0,6 % al 2 %, por encima de la media comunitaria.

Los españoles pueden convertirse pronto, según este estudio, en la mayor masa laboral emigrante de Europa, ya que España es con gran diferencia el país con más personas registradas en la red europea de búsqueda de empleo EURES, con un total de 294.000, frente a los apenas 81.000 de junio de 2010. Esto supone el mayor aumento tanto en términos absolutos como relativos, según explica el documento.

Fernando Catalina cree que cubrir las necesidades de los demandantes de empleo y negocio 'no es tarea sencilla', por lo que un 'atisbo de positividad' en los mercados puede no ser suficiente para que las empresas, tanto privadas como públicas, satisfagan el vacío de actividad que ha dejado la crisis. Para revertir esta situación, concluye, hay que transmitir cierta 'estabilidad prolongada en el tiempo, soportada y dependiente de un PIB acorde con un país como el nuestro'.