Publicado: 12.11.2014 14:24 |Actualizado: 12.11.2014 14:24

"Los veraneantes abandonan a los perros que ahora matan a las ovejas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gabriel Pena, el alcalde de Seròs, el municipio donde una jauría de perros ha acabado ya con más de 200 ovejas de uno de los ganaderos de la zona, sostiene que los canes han sido abandonados por los veraneantes que en época estival prescinden de su mascota para irse de vacaciones. "Aprovechan el trayecto a la playa para soltarles en el monte", denuncia.

De momento no hay constancia de que estos perros tengan chip al no haberse podido proceder a su captura. Pena asegura a Público que en coordinación con el departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente ya se están llevando a cabo batidas con los cazadores y Agentes Forestales armados. "No hemos podido coger aún a ninguno. Son muy rápidos. Parecen tener un protocolo mejor que el nuestro", afirma.

Asociaciones animalistas ya han mostrado su oposición a este tipo de actuaciones. Ante estas "complicaciones", el alcalde se defiende. "¿Qué otra alternativa hay? Estos perros no se pueden reeducar, están asilvestrados. Hay que ser más racional, realista y pragmático", asegura. Pena considera que tanto derecho a vivir tienen los perros como las ovejas, que constituyen parte de la alimentación. "¿Qué son primero las ovejas o los perros?", se pregunta.

La pasado semana, Ramón Agustí, el ganadero afectado, amanecía con un tercio de su ganado muerto por el ataque de los perros "salvajes", que según asegura alcanzarían la docena. Desde entonces, Agustí ha decidido hacer guardia en su granja, a las afueras del pueblo, para proteger a sus ovejas.  "Me quedaré aquí hasta que acaben con el último perro. No puedo permitir que me dejen sin mi ganado", anunciaba.

Aunque en el Ayuntamiento sólo tienen constancia de su caso, Ramón aseguraba que otro ganadero sufrió las consecuencias del ataque por los mismos perros en uno de sus corrales hace tres semanas. Además el alcalde confiesa que un vecino ha puesto una denuncia al ser sorprendido por los canes cuando paseaba por el monte. "No le hicieron nada, pero se llevó un buen susto", afirma.