Público
Público

Verdasco, el primer español en octavos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fernando Verdasco se convirtió hoy en el primer español en alcanzar los octavos de final del Másters 1.000 de Bercy y dio un paso de gigante para afianzar sus opciones de acabar la temporada como uno de los ocho mejores del año.

Jugar en Londres el torneo de Maestros fue su motivación extraordinaria para remontar un partido que se le había puesto muy cuesta arriba contra el italiano Andreas Seppi, que se adjudicó la primera manga antes de sucumbir por 6-7(3), 6-4, 6-4.

Verdasco sacó fuerzas de flaqueza y se sobrepuso a la falta de motivación y adaptación a la pista rápida de Bercy. Venía de caer en las semifinales de Valencia y apenas tuvo una hora para acoplarse al omnisport parisiense.

Pero la perspectiva de jugar el torneo de Londres puso con esa falta de adaptación y acabó llevándose el partido y colándose en octavos.

De paso, eliminó a alguno de sus rivales por la carrera al torneo de Maestros, que vieron como el madrileño afianzaba su octavo puesto mundial.

También dio un paso hacia Londres el ruso Nikolay Davydenko, que se impuso con facilidad, 6-2, 6-1, al alemán Bejamin Becker. El ruso es ahora más séptimo y está más cerca de cerrar el año como maestro.

Esas dos victorias alejaron de Londres al francés Jo-Wilfried Tsonga, pese a que ganó su primer partido en Bercy y se coló también en octavos.

El galo, que se deshizo sin problemas del español Albert Montañés (6-1, 7-5) tendrá que ganar el torneo para acabar el año entre los ocho mejores. Algo complicado pese a que Tsonga es el defensor del título.

Montañés despertó tarde y, cuando lo hizo, Tsonga ya estaba con un set arriba y cómodo en la pista. Le valió con imponer su jerarquía para ganar.

La jornada sirvió también para que Juan Mónaco lograra el pase a segunda ronda y el derecho a medirse al tercer mejor tenista del momento, el serbio Novak Djokovi, por un puesto en octavos.

El de Tandil venció al francés Jeremy Chardy por 7-6(6) y 7-5 en un encuentro muy reñido. Y ahora tendrá que afrontar la montaña "Nole", el serbio que viene de acabar con Roger Federer en su propio feudo, en Basilea, donde le venció en la final el pasado domingo.

Y que, además, tiene en mente renovar su título de maestro de maestros en Londres.

Sin sorpresas en las dos primeras jornadas de un Bercy que aguarda la llegada de los grandes. Federer y Rafael Nadal debutarán mañana.

El suizo ante el francés Julien Benneteau, que se ganó hoy el derecho a jugar contra el número uno tras una trabajada victoria frente al alemán Philipp Petzschner (4-6, 7-5, 6-3).

Nadal lo hará contra su compatriota Nicolás Almagro, verdugo en primera ronda del suizo Marco Chiudinelli por 6-2, 6-4. Será la cuarta vez que ambos crucen sus raquetas, duelos que siempre han acabado con triunfo del mallorquín.

Pero Almagro no tira la toalla y piensa que puede escalar la montaña del número dos del mundo. "En el Abierto de Estados Unidos tuve mis opciones y no las aproveché. Espero poder hacerlo ahora", dijo el murciano.

Tampoco se fía Nadal, que sabe del peligro que desprende el brazo de Almagro. Tanto con sus derechazos como con su potente servicio. El duelo servirá para conocer el estado físico de un Nadal que ve amenazado su segundo puesto mundial.

Por el momento, el mallorquín parece que está bien. Hizo su primera aparición en la pista de Bercy para jugar el dobles junto con Mónaco. Cayeron derrotados por los alemanes Christophe Kas y Philipp Kohlschreiber (4-6, 7-5, 15-13), pero Nadal parece que ha dejado definitivamente atrás sus lesiones. Bercy le espera.