Público
Público

La versión inglesa del "1080 recetas" de Simone Ortega ya está en español

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Redacción Internacional (EFE), 27 feb (EFE).- La "biblia" de la cocina española, el "1080 recetas" de Simone Ortega, que hace unos meses salió en edición renovada e ilustrada por Javier Mariscal para su versión internacional en inglés, está ya disponible en español.

Un clásico indiscutible de la cocina en España, que con 49 ediciones a sus espaldas y casi tres millones de ejemplares vendidos desde su primera edición en 1972, saldrá en breve también en francés, alemán e italiano, según Alianza Editorial.

El "best-seller" de Alianza Editorial que la editorial Phaidon se ha encargado de lanzar el año pasado al mercado anglosajón (Estados Unidos y Reino Unido) vuelve así, actualizado, a las manos de sus incondicionales tanto en España como en toda América Latina.

En el prefacio, Simone Ortega muestra su esperanza en que "esta nueva edición sirva para que nuevos lectores y lectoras quieran cada vez con mayor entusiasmo coger la sartén por el mango".

Tres generaciones de cocinillas que aprendieron a moverse entre fogones guiados por la señora Ortega y que podrán sustituir ahora su socorrido "1080", mil veces manoseado, por el nuevo, en el que su hija Inés Ortega ha tenido una colaboración muy activa.

Esta nueva edición que cuenta además con el valor añadido de haber sido embellecida con las fotografías de Jason Lowe y de medio millar de coloristas ilustraciones de Mariscal.

El diseñador valenciano ha volcado en este proyecto "toda su creatividad y su entusiasmo por los productos, el colorido, la vitalidad y el sabor de la buena cocina de raíces mediterráneas", subraya Alianza Editorial en un comunicado.

Los dibujos de Mariscal, quien multiplicó por diez (de 50 a 500 ilustraciones) el encargo que le hicieron, obran el encanto de que las páginas transpiren "entusiasmo y vitalidad", señala Valeria Ciompi, directora editorial de Alianza Editorial.

Cuentan sus colaboradores, según Ciompi, que Mariscal, "un amante de la cocina mediterránea y de la alegría compartida de la buena mesa, cayó víctima del embrujo del '1080' y durante meses no hizo otra cosa que dibujar verduras, pescados, cacerolas, aceites, pasteles, aves, sartenes, cuchillos, chuletas, manos laboriosas y paisajes luminosos".

Añade que todo ese esplendor culmina con una "espectacular doble página final en la que el artista valenciano, al igual que los pintores clásicos que escamoteaban sus retratos en sus grandiosas composiciones, plasma su papel en la cocina: un fregadero lleno de cacharros puesto a secar al sol de una ventana mediterránea".

La explicación -señala Ciompi- es que "Mariscal confiesa que su afición a la cocina y a la buena mesa se concreta en una más que modesta aportación: el humilde arte de lavar y recoger al final, acompañado, eso sí, de los restos de una botella de buen vino".

Prologado por el "chef" español más internacional, Ferran Adriá, quien da "mil ochenta gracias" a Ortega, el libro ha incluido un nuevo capitulo de aperitivos, eliminado las recetas menos dietéticas y añadido casi trescientas nuevas, entre las que está el turrón de Jijona y la tarta de Santiago o la forma de marinar aceitunas.

Los amantes de la buena cocina podrán contar también con algunos consejos y trucos de cocina y con un práctico índice alfabético de recetas que cierra el manual.

El resultado se presenta así, según Ciompi, como "un homenaje en vida a un libro que ha logrado hacerle la existencia más agradable y placentera a muchos ciudadanos".

De hecho, señala que este libro que empezó siendo "un excelente regalo de bodas, ha encontrado ahora un nuevo auge entre separados y divorciados, solteros y solteras, jóvenes que finalmente se deciden a dejar el domicilio familiar".

Un libro, en suma -dice-, que no pierde vigencia y que tiene "la elegancia y sabiduría de su autora", esposa de José Ortega Spottorno, hijo del filósofo español José Ortega y Gasset, y fundador a su vez de Alianza Editorial y del diario "El País".

Un manual de cocina que ha sabido "mantener el tipo" a lo largo de los años y que nació de una "estratagema" de José Ortega Spottorno para que su mujer abandonase el proyecto de abrir una librería con una amiga.