Público
Público

Los versos de una Semana "negra y roja"

Joaquín Sabina, Luis García Montero y Benjamín Prado reivindican el festival en una velada poética en Gijón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Aquí estamos los amigos a los que nos gusta el mar azul, la Semana Negra y el corazón en Gijón'. Luis García Montero comenzó así anoche la velada poética que compartió junto a Joaquín Sabina, Benjamín Prado y las más de 500 personas que abarrotaron la Carpa del Encuentro de la Semana Negra de Gijón. El acto, uno de los más emotivos del festival, vadeó entre la poesía, las risas y las palabras reivindicativas a favor de que el encuentro literario se quede en esta ciudad asturiana. 'Nadie pensó nunca que esta Semana fuera gris, sino negra y roja. A nosotros nos parece un lujo que lleve aquí más de 20 años. Quien quiera atentar contra ella no tiene dos dedos de frente', aseguró Sabina entre aplausos entusiastas.

Como tres mosqueteros, los tres poetas se fajaron ante un público entregado. Hubo palabras para Ángel González, a quien sólo la parca le evitó volver a asistir al festival. También la memoria se detuvo en la figura de Jorge Semprún. García Montero le dedicó los versos de Democracia: 'Esto es un homenaje a Jorge por haber hecho de este espacio un lugar de libertad y alternativa al mundo en el que vivimos', afirmó.

Poesía política, íntima y cotidiana. Sabina recordó su infancia y adolescencia en Úbeda, cuando las chicas 'se iban siempre con el chico moreno que jugaba al baloncesto'. García Montero subió el tono poético con la lectura del estremecedor La tristeza del mar cabe en un vaso de agua: 'Los hombres tristes,/ que tienen en sus ojos un café de provincias,/que no saben mentir como quien dice,/que se esconden detrás de los periódicos, /que se quedan sentados en su silla (...) esos hombres manchados por las últimas horas de la ocasión perdida,/ me recuerdan a mí'. Versos que jaleó el público enloquecido.

También hubo invitados estelares. El periodista y poeta Juan José Téllez rememoró a los caídos a los 27 años, 'a Amy Winehouse', y a esa generación 'que murió en los lavabos públicos'. Almudena Grandes leyó Bandera Blanca, de Prado, después de que este le pidiera salir al escenario en uno de los momentos de mayor camaradería de toda la velada.

El recital terminó con un tango dedicado a la Semana Negra escrito por Sabina. Qué noches de callejón sin salida!/ Derroches, /'Tenampa patria querida'. /Mi coche / vuela en dirección prohibida / rumbo a la Semana Negra / que le alegra el corazón / a Gijón, cantaron el poeta de Úbeda, García Montero y Prado. Ayer, sin duda, fue una de esas madrugadas.