Público
Público

El vertido de Fertiberia en Huelva cesará en un año

La licencia de explotación se reduce dos años 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La justicia ilumina las perspectivas de regeneración de la ría de Huelva, castigada durante décadas por los vertidos de residuos radiactivos. La Audiencia Nacional ha acortado en dos años el plazo durante el cual la empresa Fertiberia puede continuar vertiendo fosfoyesos en la zona. Dicho plazo, que en principio concluía el 31 de diciembre de 2012, se agotará finalmente el mismo día, pero de 2010. Es decir, dentro de poco más de un año.

El auto, de 18 de diciembre y contra el que cabe recurso, prohíbe la apertura de nuevas balsas de fosfoyesos y exige el inicio 'inmediato' de la regeneración de los terrenos. La Audiencia exige a Fertiberia un aval de 21,9 millones de euros que garantice la recuperación de la zona.

En las 1.200 hectáreas de las marismas de Mendaña, a apenas 500 metros del núcleo urbano de Huelva, se han acumulado desde 1968 unas 100 toneladas de fosfoyesos, cuya radiactividad procede del óxido de uranio contenido en la roca fosfórica empleada en la elaboración de fertilizantes.

Fertiberia realiza los vertidos en virtud de una licencia que caducó en 2003, tal y como estableció una sentencia judicial de 2007 que, no obstante, permitía a la empresa continuar vertiendo provisionalmente.