Público
Público

Un viaje a los colores de la poesía

La exposición "Miró. Los colores de la poesía", que el Museo Frieder Burda de Baden-Baden, en Alemania, dedica a Joan Miró, es una mágica explosión de poesía, color y luz.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La visión poética del color de Joan Miró es el punto angular de una muestra que se exhibe hasta el 14 de noviembre en la ciudad de Baden-Baden, al oeste de Alemania, y que se constituye como una de las más grandes y completas sobre el artista catalán.

Bajo el título de Miró: los colores de la poesía, el Museo Frieder-Burda presenta alrededor de un centenar de obras de arte, entre trabajos en papel, cerámica, cuadros y esculturas, que han sido reunidas a partir de los fondos de diversos museos, tanto de prestigio internacional, como de colecciones privadas. Entre ellas, varias que salen de España por primera vez.

Comisariada por el amigo personal de Miró, Jean-Luis Prat, la exposición cuenta con piezas llegadas de más de 30 entidades diferentes, entre ellas del Centro Pompidou de París, de la fundación Beyeler de Riehen, de los museos de arte de Basilea y Berna, de la colección Phillips de Washington y del museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Además, también forman parte de la muestra obras pertenecientes a las fundaciones Joan Miró de Barcelona y Palma de Mallorca, así como algunas propiedad de la familia, algo que suele suceder en raras ocasiones.

'Miró no pintaba de manera abstracta o figurativa, él utilizaba un lenguaje muy poético en sus cuadros', Ha explicado el comisario de la exposición. Jean-Luis Prat fue amigo de Miró durante quince años y lo describe como alguien 'generoso, amable, abierto, pero al mismo tiempo una persona seria', que además 'lo cuestionaba todo' y se hacía 'las preguntas correctas'.

Destaca la presencia del tríptico L'espoir du condamné à mort, que es una alusión al último condenado a muerte por el franquismo, Salvador Puich Antich. 'Miró luchó por la libertad y por la justicia' y cada punto de color o cada una de sus líneas y puntos pueden ser interpretados como 'la línea de la vida y o gritos de libertad', indicó Prat.

Fallecido en Palma de Mallorca a los 90 años, Miró tenía una fuerte personalidad y no concibió su obra para el consumo masivo, y aunque se le engloba dentro del movimiento del surrealismo, el catalán siempre buscó su estilo propio.

Junto a las obras, se exponen fotografías históricas y textos del artista, como este: 'Cuando empiezo a pintar, siento un choque que me hace olvidar la realidad... Necesito un punto de partida, aunque sólo sea una mota de polvo o un rayo de luz'.



Museum Frieder Burda


www.museum-frieder-burda.de