Público
Público

Viajes solidarios en femenino

'Focus on women'. Primera agencias minorista online especializada en diseñar viajes para mujeres combinados con ayuda a proyectos locales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Perú, 2008. Alice Fauveau, economista hispano francesa de 38 años, se encuentra disfrutando del viaje de su vida. Se trata de una experiencia como cooperante en el país, que debía colmar el vacío que la dejaban sus habituales viajes turísticos. No fue exactamente así. 'En aquel momento me di cuenta de que no existía el viaje perfecto. Si ibas de cooperante no tenías tiempo para descubrir el país, y si ibas de turista, te perdías el roce con la gente de los lugares que visitabas', recuerda Fauveau.

Comenzó allí mismo a di-señar las primeras pautas de un plan de empresa que aunara ambas propuestas. Una agencia de viajes que ofreciera la posibilidad de conocer los destinos, pero también de integrarse con sus habitantes. Así nació Focus on Women. 'Decidí que la oferta sería sólo para mujeres porque encontré en esa especialización un nicho de mercado que tiene mucho recorrido en España', asegura

La exclusividad de sus viajes está muy lejos de la cultura 'low cost'

En Estados Unidos, el fenómeno de negocios exclusivos para mujeres, denominado All girls get away, acumula una larga experiencia. Se trata de diseñar experiencias y viajes que respondan a las necesidades específicas del público femenino. En España se están haciendo los primeros pinitos. Focus on Women presume de ser, hasta ahora, la única agencia de viajes exclusivamente para mujeres. 'La mujer españo-la está evolucionando mucho. Tiene inquietudes culturales, necesidad de ampliar su círculo de conocidos que no siempre se satisfacen, desconectar de la familia por unos días', explica Fauveau.

En plena crisis, se lió la manta a la cabeza y salió del abrigo del banco en el que trabajaba. 'Pensé que sería más fácil, porque cuando empiezas a buscar información te llenan la cabeza de ayudas, subvenciones, etc', recuerda. Pero la realidad fue muy distinta. El único dinero con el que contó fue la capitalización del desempleo y sus ahorros.

Por ello, no había dudas. La suya tenía que ser una agencia de viajes por internet. 'A pesar de que hay centenares, a los funcionarios que gestionan subvenciones todavía les suena raro. Sólo en la Ventanilla Única me facilitaron la vida', recuerda con desesperación.

El sesgo de género no es la única rareza de esta agencia. Combinar el viaje con experiencias solidarias y compartir talleres y cursos con los habitantes de sus destinos es otra de sus peculiaridades.

Aportan el 5% de sus beneficios a los proyectos sociales que visitan

Alice había pasado muchos años trabajando en el área de microcréditos de una entidad financiera. Y está especialmente sensibilizada con la ayuda al Tercer Mundo. Por eso se dedicó a buscar proyectos a los que sus viajeras pudieran ayudar a otras mujeres a mejorar su calidad de vida.

Las clientas que eligen, el destino Perú visitan MachuPicchu. Pero además pasan parte de su tiempo colaborando en la Casa Hogar Mantay. Una casa hogar que acoge a adolescentes víctimas de violaciones. 'Allí se les enseñaa asumir su maternidad y a que aprendan a ganarse la vida por sí mismas. De momento, elaboran artículos de regalo', explican en Focus on Women. En Marruecos, las viajeras se implican en la cooperativa de mujeres Tiguemine Argane, donde mujeres divorciadas e incluso casadas consiguen dinero extra para su manutención. En ambos casos, Focus on Women aporta el 5% de sus beneficios a estos proyectos.

El perfil de las viajeras de Focus on Women es, necesariamente, de nivel económico y cultural medio alto. Sus viajes son a la carta y no tienen nada que ven con el espíritu low cost o con el tradicional viaje organizado. Por ejemplo, el viaje a Marrakech cuesta 600 euros, más el avión.

Además, muchas de las clientas los eligen también como una forma de cultivar el famoso networking (antes llamado hacer amigas o contactos) entre mujeres, que también está tomando fuerza en otras áreas de negocio. Para ello, no hace falta ni siquiera coger un avión. 'También tenemos rutas culturales por Madrid que han tenido mucho éxito gracias al boca a boca', apunta Fauveau.