Público
Público

Vicente Sala Libertad con fianza para el yerno de la viuda del expresidente de la CAM 

El TSJV ordena además la retirada de su pasaporte y la prohibición de que abandone el país.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

Miguel López yerno de la viuda del expresidente de la CAM, durante el registro de su concesionario. EFE/Manuel Lorenzo

El juez ha decretado libertad bajo fianza de 150.000 euros para Miguel López, en prisión como presunto autor del asesinato de su suegra, María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, según ha comunicado vía Twitter el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV).

El magistrado ha ordenado también la retirada de su pasaporte y la prohibición de que abandone el país, al tiempo que establece que debe presentarse en los juzgados una vez a la semana para firmar, como medidas cautelares añadidas.

El juez considera que se mantienen los indicios en contra del detenido, en prisión desde el pasado mes de febrero, pero cree que de acuerdo con un "criterio de proporcionalidad" de las medidas limitativas del derecho fundamental a la libertad personal, es posible modificar la prisión provisional acordada sobre él, y sustituirla por el abono de una fianza "suficiente" y la adopción de medidas cautelares de carácter personal alternativas, que garanticen que estará a disposición de la justicia y que eviten la manipulación de medios de prueba.

Así, en el caso de que abone la fianza, le obliga a comparecer los lunes en el juzgado y cuantas veces sea llamado; acuerda la prohibición de salida el país con entrega del pasaporte, y para proteger las fuentes de prueba, le prohíbe acercarse a las instalaciones de Novocar por la condición de dependientes laborales de él de buena parte de los testigos "que los hacía especialmente proclives a ser objeto de presiones difícilmente conciliables con la objetividad exigible de sus declaraciones".

Asimismo, sostiene que no se han encontrado elementos que justifiquen la situación de prisión por el peligro de reiteración delictiva. Por ello, a la vista de la gravedad del delito, la amenaza de pena que le corresponde, el estado de la instrucción judicial, el arraigo familiar y social del investigado y sus medios económicos, el juez ve "proporcionado" fijar una fianza en metálico de 150.000 euros.

Sin embargo, el magistrado no comparte las alegaciones de la defensa para decretar su libertad provisional, y destaca que existe una "notable extensión y detalle" de pruebas testificales --hasta 30 testigos--, que a excepción de uno, han ratificado sus declaraciones iniciales. En cuanto al que varió su declaración, apunta que sí que mantiene que le había indicado que se iba a encargar personalmente él ese día de entregar el coche a su suegra.

"Crispado enfrentamiento familiar"

Asimismo, el magistrado mantiene que subsiste el móvil económico y considera que existía un clima de "crispado enfrentamiento" por las decisiones adoptadas en las Juntas de las sociedades Sanar Internacional y la Compañía Española de Resinas de cesar a los miembros del consejo de administración (que afectaban directamente al investigado y a su esposa), nombrar a Vicente Sala hijo como presidente y de rechazar el reparto de dividendos propuesto.

La situación, según consta en el acta del consejo, llegó al punto de que uno de los nietos preguntara si la abuela era "consciente de que en el caso de que no haya reparto de dividendos puede estar privando a sus nietos de su formación académica".

En esta línea, añade que la capacidad de decisión de la víctima, a través del ejercicio de los derechos políticos privilegiados de las acciones de las que era titular y que hasta entonces no había usado, la colocaba en una situación de "completo control" de las decisiones a adoptar en las compañías.

Esa crisis de relaciones familiares se fue ahondando, como se comprueba, según recoge el auto, tanto en los mensajes de whastapp encontrados en el teléfono de la víctima remitidos por "todos" los nietos, hijos de las tres hijas de Martínez, con "especial virulencia" en la familia del investigado.

A solas con la víctima

De igual modo, cree que subsisten indicios de la ocasión para ejecutar la acción a través de una situación en la que conseguiría quedarse a solas con la víctima en un lugar "oscuro y recogido", a través de determinadas "maniobras" como "la cita de la víctima de la que se ocupa personalmente llamando a la empleada de recepción para que corrija la hora de entrega a su conveniencia, ubicación del vehículo en el lavadero, que ningún empleado reconoce haber efectuado y que unos días antes había realizado él mismo con otro vehículo que debía recoger la víctima, así como alejamiento del único empleado que desde su puesto habitual de trabajo podía presenciar la recogida encomendándole una tarea de traslado de muebles".

Además, remarca que Miguel López tiene "experiencia en el manejo de armas", con licencia en vigor y que tenía en su vivienda una carabina, una escopeta y una pistola. Y añade también las "notorias lagunas e incongruencias" en las declaraciones del investigado respecto a sus movimientos posteriores al asesinato tanto respecto a su inicial llegada a su domicilio como a la salida.

En estos momentos, la causa está pendiente del resultado de pruebas periciales o documentales de carácter técnico a recibir del Servicio de Informática Forense de la Jefatura Provincial de Policía de Valencia, de la Brigada Provincial y Comisaría General de Policía Científica, Brigada Provincial de Policía Judicial, que deberá emitir el perito optometrista designado, cuya dilación temporal "resulta difícil de estimar".