Publicado: 02.11.2014 11:15 |Actualizado: 02.11.2014 11:15

La vicepresidenta del Govern no quiere para Catalunya una Declaración Unilateral de Independencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta del gobierno de la Generalitat, Joana Ortega, ha afirmado que no quiere para Catalunya una Declaración Unilateral de Independencia (DIU) porque no le parece "una respuesta a lo que vive el país", sino un proceso de negociación y avanzar de distinta manera.

Ortega ha remarcado también que "no puede asegurar 100%" que habrá urnas y colegios abiertos el próximo domingo, 9 de noviembre.

En una entrevista al diario El Punt-Avui, en la que repasa aspectos del proceso participativo del 9-N, Ortega dice que "todo lo que se está haciendo es legal y que la gente no debe tener miedo", y que "el Govern no renuncia a poder escuchar al pueblo de Catalunya".

Para Ortega, la impugnación de esta consulta alternativa por parte del Gobierno con el argumento de querer proteger la democracia y a los funcionarios para que no cometan un fraude de ley "es otra oportunidad perdida por el Gobierno del Estado, que continúa enrocado en una posición del "no" constante".

"Todo lo que se está haciendo es legal y la gente no debe tener miedo"También asegura que el gobierno catalán asume toda la responsabilidad del proceso y recuerda que "el PP ha hecho una catarsis en días, y ha pasado de ridiculizar y menospreciarlo a asustarse y tenerlo que impugnar", quizá "al ver que en nueve días 40.930 personas se han hecho voluntarios, una muestra de que la gente quiere participar y expresarse".

Sobre si el Tribunal Constitucional se pronunciará en contra de este nuevo 9-N, Joana Ortega se pregunta qué suspenderá y contra quién recurrirá porque "aquí no hay funcionarios, no hay censo, no hay registro, no se gestiona ningún dato personal...", y puntualiza que "todo estará a punto y el día 9, de una forma o de otra, espero que a través de las urnas, la voz de los catalanes se expresará".

Para la vicepresidenta del Govern, "si finalmente podemos votar, no desobedecemos nada", y añade que el PP tendría que tomar nota de que la política no se regenera así, y que "si fuera por el Gobierno español, recurrirían contra la voluntad de sentirnos catalanes o contra el hecho de que queramos expresar que queremos ser un estado independiente".

Al ser preguntada sobre si sería Ortega ha contestado que "los partidos pueden tener puntos en común, pero afortunadamente todos tienen una pluralidad ideológica que hace difícil que se concilie con una lista única".