Público
Público

El vicepresidente de EE.UU. cree que hay suficiente apoyo para ratificar el START

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, dijo hoy creer que hay suficiente apoyo en el Senado a la ratificación del nuevo tratado de desarme nuclear con Rusia, que la Cámara alta planea debatir este domingo a puertas cerradas.

"Creo que tenemos" el apoyo necesario para ratificar el nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas con Rusia (START), que necesita 67 de los 100 votos en el Senado para ser aprobado, dijo Biden en declaraciones a la cadena de televisión NBC.

El "número dos" de la Casa Blanca también aseguró que el Gobierno seguirá adelante con su plan de defensa antimisiles en Europa.

Los republicanos que se oponen al tratado sostienen que el pacto limitaría los esfuerzos de Washington para desarrollar sistemas como el que planea desplegar en Europa con el fin de repeler potenciales ataques con misiles de Irán o Corea del Norte.

Esa preocupación llevó al senador republicano John McCain a introducir una enmienda para que se cambiara el texto del preámbulo del nuevo tratado.

El preámbulo no es vinculante pero el hecho de que sea el resultado de conversaciones entre Washington y Moscú hubiera obligado a volver a colocar el START sobre la mesa de negociaciones si la enmienda de ayer se hubiera aprobado.

McCain quería eliminar una cláusula en el preámbulo del pacto que dice que ambas partes reconocen "la interrelación entre las armas estratégicas ofensivas y las armas estratégicas defensivas" y que "esa interrelación será más importante a medida que se reducen las armas nucleares".

La Casa Blanca sostiene que ese lenguaje es un gesto no vinculante ante las preocupaciones de Rusia sobre los sistemas de defensa antimisiles de Estados Unidos.

Tanto el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, como los principales líderes militares del país han insistido que el lenguaje del preámbulo no limitará los sistemas de defensa misilística estadounidense.

Por lo demás y pese al optimismo expresado hoy por Biden, los observadores señalan que no está claro que el START se ratifique antes de finales de año.

El senador Jon Kyl, el segundo republicano de mayor rango en el Senado, y uno de los principales críticos del tratado, dijo hoy en declaraciones al canal Fox News que votará en su contra.

"Este tratado necesita ser arreglado y no tenemos tiempo para hacerlo" en los pocos días que quedan antes de que acabe la actual sesión del Congreso, dijo Kyl.

La 112 sesión del Congreso estadounidense que se inaugurará en enero reflejará los resultados de las elecciones legislativas del pasado 2 de noviembre, en las que los demócratas perdieron el control de la Cámara de Representantes y escaños en el Senado.

El nuevo START, que sustituye al de 1991, que expiró el 5 de diciembre, limita a 1.550 el número de cabezas nucleares en cada país en un plazo de siete años, una reducción del 30 por ciento.

Pendiente de ratificación también en la Duma (Parlamento) rusa, el acuerdo fue firmado el 9 de abril en Praga entre el presidente de EE.UU. Barack Obama y el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

La vigencia del nuevo START será de diez años. Las dos partes implicadas podrán prorrogarlo otros cinco años si existe acuerdo mutuo.