Público
Público

El vicepresidente pide más preparación sindical para el reajuste laboral en Cuba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura, evaluó el plan de reajuste laboral emprendido por el Gobierno para reducir las abultadas plantillas estatales del país, y pidió más "preparación" de los sindicatos en medio de ese proceso.

La estatal Agencia de Información Nacional (AIN) informó el sábado de que Machado Ventura participó en un pleno de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, sindicato único) y analizó el papel de los sindicatos como parte de un proceso que prevé eliminar casi medio millón de empleos públicos a lo largo de este año.

Según el reporte, el vicepresidente se refirió a la necesidad de "profundizar en las labores de preparación y capacitación de los dirigentes sindicales".

Además, Machado Ventura subrayó que el llamado plan de "reordenamiento laboral" en Cuba es "un proceso único en el mundo que persigue elevar los coeficientes económicos a favor del bienestar del pueblo".

En la reunión también participaron la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González, y el secretario general de la CTC, Salvador Valdés Mesa.

De acuerdo con la AIN, González consideró que el sindicato debe "preocuparse por los afiliados que queden disponibles y acompañarlos en la búsqueda de opciones laborales" en su localidad.

También afirmó que en varios centros laborales "han ocurrido violaciones de procedimientos" durante el proceso, por lo cual en esos casos ha sido "invalidado por los órganos de justicia laboral" de acuerdo a lo estipulado.

En enero pasado cinco ministerios cubanos iniciaron el proceso de reajuste laboral previsto a desarrollarse de forma paulatina hasta los meses de abril o junio, en dependencia de la cantidad de trabajadores y las características de cada entidad.

Los sectores elegidos para arrancar con el "reordenamiento laboral" fueron la Industria Azucarera, Agricultura, Construcción, Salud Pública y Turismo.

La titular de Trabajo y Seguridad Social anunció hoy que próximamente otro grupo de sectores comenzarán a analizar sus plantillas, y tomarán las "experiencias derivadas de las asambleas con los trabajadores", informó AIN.

La reducción de las plantillas estatales "infladas" es una de las principales medidas que plantea el Gobierno de Raúl Castro para intentar superar la grave crisis económica que asfixia a la isla.

El plan se suma a la ampliación del trabajo por cuenta propia, que se ofrece como una de las alternativas laborales para los despidos masivos en el sector público.

El Gobierno de la isla prevé que en los próximos cinco años 1,8 millones de trabajadores se incorporen al sector económico no estatal.