Publicado: 10.03.2014 13:49 |Actualizado: 10.03.2014 13:49

Todas las víctimas del 11-M juntas en un acto presidido por Fernández Díaz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El décimo aniversario de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid ha unido a todas las víctimas en un acto unitario por primera vez desde el año 2007, cuando la inauguración del monumento construido frente a la estación de Atocha logró aunar por última vez el homenaje a los 191 fallecidos y cerca de 2.000 heridos.

Mientras, este lunes el Gobierno ha reconocido a 365 víctimas de los atentados del 11-M en un homenaje que ha extendido a los que "injusta y salvajemente dejaron un hueco que nadie ha podido ni podrá llenar". Con estas palabras, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha querido homenajear en nombre de todos los españoles a los 192 muertos y cerca de 2.000 heridos que vivieron sus sueños frustrados y sus proyectos de vida "cortados de raíz".

Ante la presencia de los máximos responsables de las asociaciones de víctimas del terrorismo en el Teatro Real de Madrid, el ministro ha presidido un emotivo acto en el que no ha querido olvidarse de la labor de todos los servicios de emergencias en los atentados de hace diez años, una tragedia que supuso "la mayor injusticia contra los derechos de las personas que puede ser cometida: la pérdida de la vida". Estaban presentes tanto Pilar Manjón como Ángeles Pedraza, las dos presidentas de las principales asociaciones de víctimas divididas desde hace años.

Ante la presencia de los máximos responsables de las asociaciones de víctimas del terrorismo en el Teatro Real de Madrid, el ministro ha presidido un emotivo acto en el que no ha querido olvidarse de la labor de todos los servicios de emergencias en los atentados de hace diez años, una tragedia que supuso "la mayor injusticia contra los derechos de las personas que puede ser cometida: la pérdida de la vida".

Y ha resaltado además el altruismo, la generosidad y la lección al mundo de un pueblo, el español, que "lloró unido" para dar el calor humano a las víctimas, a los que más sufrían para paliar "ese dolor desgarrador e inconsolable". Los altos cargos de su departamento han impuesto la real orden de reconocimiento civil a las víctimas del terrorismo, a muchas de las cuales Fernández ha abrazado y besado e, incluso, susurrado algunas palabras de consuelo.

El martes, cuando se cumple el décimo aniversario, todas las asociaciones de víctimas, divididas en anteriores aniversarios, se juntarán en un funeral organizado por la Fundación de Víctimas del Terrorismo en la Catedral de la Almudena de Madrid. Al acto religioso, oficiado por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, asistirán los Reyes, la Princesa de Asturias, la Infanta Elena, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y representantes de las demás instituciones del Estado.