Público
Público

Las víctimas del 11-M reprochan a los políticos su división

Lo consideran "una pena y una vergüenza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las víctimas del terrorismo continúan indignadas con los políticos. Esto no es nuevo, pero las efemérides de los grandes atentados, y el del 11 de marzo de 2004 en Madrid fue el más grande en Europa, les permite recordarlo.

Varias víctimas de esta masacre han mostrado su indignación por la división entre los partidos políticos en los homenajes programados para con motivo del quinto aniversario de los atentados, en un acto que ha reunido esta mañana en Madrid a víctimas del terrorismo de toda Europa.

'Es una pena y una vergüenza que una vez más los políticos hayan antepuesto sus intereses al apoyo a las víctimas', ha apuntado en la sede de la Comisión Europea en Madrid la vicepresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, que hace cinco años perdió a su hija en los atentados.

También ha querido mostrar su 'incomprensión' ante la actitud de la clase política la directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta: 'No entiendo que no se haya hecho un homenaje compartido y que los políticos no hayan podido aparcar sus diferencias'.

Los representantes de las asociaciones de víctimas de Irlanda, Francia e Italia se han sumado a estas críticas y han mostrado su rechazo a la falta de ayuda, por parte de los diferentes Gobiernos, a las víctimas del terrorismo.

'La memoria de las víctimas ha desaparecido en el mayor de los olvidos', ha apuntado el presidente de la asociación italiana de víctimas del terrorismo, Roberto Dellaroca.

Frente a estas 'promesas vacías' de una clase política divida, las víctimas de toda Europa se han mostrado unidas ante un problema que, han repetido, 'no tiene fronteras'.

Sin embargo, pese a que sus asociaciones han contribuido a aumentar la conciencia colectiva frente a este tipo de violencia, sienten, en palabras de Eloy Morán, víctima del 11-M, que tienen 'más ganas que medios', por lo que han pedido la colaboración de sus respectivos gobiernos.

'Venimos de diferentes países hablando diferentes lenguas y con distintas ideologías pero para pedir lo mismo: justicia, verdad, memoria y dignidad', ha dicho Pedraza, que ha mostrado su inquietud por que se hable de homenajes y monumentos y no de justicia.

En este sentido, las víctimas del 11-M han criticado que cinco años después 'siga sin resolverse quién ideó los ataques, quién los llevó a cabo y, sobre todo, por qué y para qué'.

En este quinto aniversario del 11-M y también Día Europeo de la Víctimas del Terrorismo los diferentes asistentes han recordado sus historias y así han revivido, además del 11-M, el atentado del IRA en Omagh (Irlanda), en 1998; el derribo del avión DC-10 por el terrorismo libio en 1989; los atentados de Hamás en Israel y los de ETA en el País Vasco con el fin de que las víctimas de estas acciones terroristas 'no hayan muerto en vano'.

Alrededor de trescientas personas se congregaron este mediodía en el Bosque del Recuerdo, en el Parque del Retiro, para participar en la ofrenda floral con motivo del quinto aniversario del 11-M y de la celebración del V Día Europeo en Recuerdo de las Víctimas del Terrorismo.

En el acto, de apenas quince minutos de duración y organizado por la Red Europa de Víctimas del Terrorismo, un nutrido grupo de víctimas y familiares dieron un paseo por el bosque ante la mirada respetuosa de asistentes y curiosos, que en ocasiones rompieron en sinceros aplausos de solidaridad. Mientras tanto, jóvenes voluntrios entregaban chapas y rosas blancas a los ciudadanos allí reunidos.

La representación política en este homenaje fue más bien escasa, si bien es cierto que los organizadores no invitaron formalmente a los partidos. Entre las caras más destacadas se encontraban la diputada de UPyD Rosa Díez y el alcalde conservador de Vitoria, Alfonso Alonso. Ambos coincidieron en denunciar que este año no haya habido un acto institucional único de recuerdo a las víctimas, como se hizo en años anteriores.