Publicado: 24.07.2014 13:42 |Actualizado: 24.07.2014 13:42

Las víctimas perdonan al maquinista y exigen "verdad, justicia y no más mentiras"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Víctimas de la tragedia ferroviaria del 24 de julio de 2013 han expresado en una protesta celebrada en la Plaza del Obradoiro su perdón al maquinista de ese tren al entender que se ha intentado culpar a un hombre que tuvo un "error humano" en un trazado que no contaba con la seguridad idónea. El conductor, Francisco José Garzón Amo, ha enviado un pequeño aunque elocuente escrito de cinco párrafos a un suplemento especial del periódico La Voz de Galicia en el que expone la pena y el dolor que él siente por los damnificados y confiesa que solamente le sale "transmitirles" a todos ellos una única palabra, y esta es "perdón".

En la concentración de afectados celebrada en Compostela este mediodía, en una jornada en la que se cumple el primer aniversario del siniestro, una portavoz, Paloma Domínguez, ha apuntado que al menos su familia, al maquinista le ha perdonado, "porque no tiene culpa de nada", tampoco de recibir una llamada corporativa del interventor de a bordo, Antonio Martín Marugán, porque hablaban de trabajo, "no era su primo para decirle que se iban a pescar". En ese tren iban las hijas y el hermano de Paloma, Jesús Domínguez, el portavoz de la plataforma, y, afortunadamente, todos están vivos, sostiene ella, y carga contra la falta de seguridad que había en ese tramo de la línea entre Ourense y Santiago.

Es el mismo argumento que defiende la diputada del PP María Teresa Gómez-Limón, que, como viajera del Alvia, se integra en el colectivo de "víctimas engañadas" que hoy presencian cómo se intenta cargar un error sobre la espalda del maquinista, "un ser humano que tiene fallos humanos". "Hay errores, y él lo ha reconocido, pero un tren que puede alcanzar tantos kilómetros por hora no puede depender de un ser humano. En la cadena hay muchos más responsables y esos son los que tienen que pagar política y penalmente".

Así, ha expresado su deseo de que la Audiencia Provincial de A Coruña no decida exonerar a los doce cargos que estaban en la cúpula del gestor ferroviario Adif en el año 2011, tras los recursos de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Las pancartas elegidas para la reivindicación de hoy frente a la Catedral de Santiago portaban como leyendas 'CGPJ. Más recursos para el juez', 'Una justicia lenta no es justicia', '80 razones para no ir a las elecciones', 'Queremos saber la verdad', en castellano, inglés, francés y alemán; y 'Pepe inauguró, Pepe nos destrozó'. Todos los participantes han vestido camisetas amarillas con el mensaje 'Verdad, justicia' y no más mentiras, 'comisión de investigación'.

 Varias decenas de víctimas y familiares de afectados por el accidente del tren Alvia en el barrio compostelano de Angrois, que cumple este jueves 24 de julio su primer aniversario, se han concentrado en la Praza do Obradoiro para exigir "verdad, justicia y no más mentiras". Con este lema inscrito en camisetas de color amarillo, y detrás de una pancarta que reclamaba igualmente 'Transparencia y no mentiras. Comisión de investigación. Víctimas tren Santiago', las víctimas han mostrado su malestar a los pies de la Catedral compostelana por el hecho de que, 12 meses después del trágico siniestro, "lo único que dicen --los dirigentes políticos-- son mentiras".

En declaraciones a los periodistas, ante una gran expectación --con presencia de medios internacionales en la capital gallega--, la diputada del PP en la Asamblea de Madrid Teresa Gómez-Limón, miembro de la Plataforma Víctimas Alvia 04155, ha criticado la falta de colaboración por parte del Ministerio de Fomento y de sus empresas públicas dependientes, Adif y Renfe.

"La ministra --por Ana Pastor-- nos dijo que iban a colaborar con la Justicia y no ha sido así", ha aseverado. "Han tardado muchísimo en enviar documentación --requerida por el juez que instruía el caso hasta este mes de junio-- y los actuales 12 imputados del consejo de administración de Adif se han negado a declarar", ha criticado. "Están en su derecho, pero nosotros pensamos que si no tienen nada que ocultar lo que tienen que hacer es declarar y colaborar con la Justicia para que se sepa la verdad", ha sentenciado Gómez-Limón.

Al respecto, también ha recordado su reclamación de creación de una comisión de investigación para "depurar responsabilidades políticas". "Y por 20 o 10 veces la han negado el Partido Popular y el Partido Socialista", ha censurado, antes de advertir de que, a su juicio, a la luz de estos hechos, "desde luego la verdad no la quieren saber, porque lo único que dicen es mentiras".

La primera de esas "mentiras", según denuncian las víctimas agrupadas en este colectivo, que es uno de los dos creados tras el descarrilamiento del Alvia en la curva de A Grandeira, fue afirmar "que era un tren con tecnología punta y la mejor seguridad del mundo". "Resulta que era un tren que lo único que tenía de alta velocidad era la velocidad; pero no cumplía ninguna de las normativas que exige la Unión Europea", ha reprobado. En esta línea, ha argumentado el rechazo de esta plataforma a recibir la Medalla de Oro de Galicia que entrega el Gobierno gallego porque no se consideran "ningunos héroes", sino "unas víctimas engañadas".

"Hemos cogido el tren equivocado fiándonos de lo que nos ha dicho la Administración. Y después de toda esa negativa y todas esas mentiras lo que no puede es maquillar dando ninguna medalla", ha justificado. Así, a renglón seguido, ha explicado que pretenden acercarse a la Cidade da Cultura, donde se celebra la ceremonia de entrega de las medallas de la Xunta desde las 13,00 horas, para pedir tomar la palabra y explicar por qué "racionalmente" no quieren esa distinción y sí "conocer toda la verdad".

Gómez-Limón, en representación de la Plataforma Víctimas Alvia 04155, ha subrayado que "los verdaderos héroes" aquel día fueron los vecinos de Angrois y los trabajadores, "sanitarios, bomberos, policía, los del juzgado...", ha enumerado. "Les vamos a dar los vecinos una placa en honor por su trabajo y su labor desinteresada", ha señalado, antes de reiterar que lo que reclaman es "verdad y justicia". En cuanto a las responsabilidades, preguntada por el maquinista del tren Alvia el pasado 24 de julio, Francisco Garzón Amo, que conducía despistado debido a una llamada telefónica y tomó la curva a casi 200 kilómetros por hora, cuando debía ir a 80, esta víctima mantiene que "era el último eslabón" de una cadena en la que hay "más fuertes responsables". "Él es un humano que tiene fallos humanos", ha resuelto.