Público
Público

Las víctimas presentan una queja ante el CGPJ por la anulación de la condena del crimen de Bellvitge

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos (ANVDV) ha presentado hoy una queja ante el CGPJ contra los magistrados del Tribunal Supremo (TS) que anularon la sentencia que condenó a Pedro Jiménez por el asesinato y violación de dos mujeres policía en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

El TS ha anulado la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que condenó a Jiménez a 83 años de cárcel y ha ordenado celebrar un nuevo juicio, esta vez con jurado popular, con el que, según el presidente de la ANVDV, José Miguel Ayllón, los familiares de las víctimas "van a sentirse otra vez dañadas y dolidas".

En declaraciones a los periodistas tras la presentación de la queja en la sede del Consejo General del Poder Judicial, Ayllón ha hecho hincapié en que la nueva vista es "totalmente innecesaria", ya que, se juzgó al acusado "con todas las garantías".

Ayllón ha asegurado que "lo único que se va a conseguir es que estas personas no se recuperen" y ha añadido que los derechos de las víctimas deberían ser considerados por la magistratura "y por más que nadie por el Tribunal Supremo".

La queja está firmada por el presidente de la ANVDV, pero han mostrado su apoyo diferentes asociaciones de víctimas y sindicatos de Policía, entre ellos la Unión Federal de Policía (UFP), algunos de cuyos integrantes han acompañado a Ayllón a la sede del Consejo.

Las jóvenes policías en prácticas, Aurora R.G. y Silvia N.G., ambas de León, fueron asesinadas a puñaladas el 6 de octubre de 2004 y una de ellas violada en el piso que compartían ambas en el barrio de Bellvitge de L'Hospitalet y que tras el crimen fue incendiado.

La Sala de lo Penal del Supremo ha anulado la sentencia de la Audiencia de Barcelona al considerar que debe ser un jurado popular quien se encargue de juzgar el caso.

La resolución, firmada por los magistrados Francisco Monterde, José Manuel Maza, Adolfo Prego, Luciano Varela y Diego Ramos, indica que la vinculación entre los delitos presuntamente cometidos por Jiménez obliga a celebrar un juicio con jurado, según establece la Ley.

En la queja, a la que ha tenido acceso EFE, la ANVDV señala que la sentencia del Alto Tribunal "ignora los derechos de las víctimas" y añade que éstas "se verán forzadas a revivir hechos, circunstancias y escenas que las dañaron y traumatizaron".

Además, indica: "podemos establecer sin temor a equivocarnos que para los familiares y amigos de una joven que fue violada y asesinada el proceso les traumatiza y cuanto más se repita el juicio o se alargue el proceso más irrecuperables son las lesiones que causa tal trauma".

"En la sentencia del TS se reconoce que la celebración de un segundo juicio ha de ser 'enojoso' para las víctimas, lo cual supone un desconocimiento supino de la situación de las víctimas y un menosprecio de sus derechos", concluye el escrito.