Público
Público

Víctimas de tráfico sobre el caso: "Matar en carretera es baratísimo"

Consideran que la sentencia tiene "sabor agridulce" porque es un fallo no contundente para conductas graves y temerarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las asociaciones de víctimas de tráfico han lamentado hoy que el torero José Ortega Cano haya sido condenado 'sólo' a dos años y medio de prisión por el accidente en el que murió Carlos Parra, una pena que consideran 'insuficiente' y que demuestra que 'matar en la carretera es baratísimo'.

Con estas palabras los presidentes de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA y de Stop Accidentes, Francisco Canes y Ana Novella, respectivamente, han criticado la sentencia que condena a dos años y seis meses de cárcel a Ortega Cano por delitos de homicidio imprudente y conducción temeraria.

El accidente ocurrió poco después de las 22:00 horas del 28 de mayo de 2011 cuando, en un tramo curvo de visibilidad reducida, el torero perdió el control del vehículo, invadió el carril contrario y colisionó de frente con el coche que conducía Carlos Parra, de 38 años, que falleció al instante.

Canes ha asegurado que la jueza ha tratado de 'equilibrar' los intereses de ambas partes, si bien la sentencia deja 'un sabor agridulce' para el colectivo de las víctimas de tráfico, ya que el fallo 'no es contundente', a pesar de concurrir conductas 'graves' y 'temerarias' en este siniestro.

La Fiscalía de Sevilla había pedido cuatro años de cárcel para el torero por los delitos de homicidio imprudente y conducción temeraria ya que arrojó una tasa de alcoholemia de 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre, el triple de lo autorizado, aunque finalmente la sentencia ha anulado esta prueba.

Para Canes, este tipo de condenas no hacen 'ningún favor' ni a la seguridad vial ni a la sociedad, porque trasladan la sensación de que la Justicia considera estos delitos 'de segunda fila'.

Así, pide que se aplique el Código Penal 'con el máximo rigor' en los casos donde existan circunstancias especialmente agravantes como la conducción temeraria o circular bajo los efectos del alcohol.

En esta línea, Novella ha lamentado también que la Justicia esté aplicando 'a la baja' el Código Penal para los delitos de accidentes mortales de tráfico y ha comparado la pena impuesta al torero por homicidio imprudente con la condena que se aplica a otro tipo de delitos como, por ejemplo, los robos con intimidación. 'Creemos que se debe aplicar la legislación con la máxima pena en estos delitos', ha añadido Novella.